Sociedad Amantes del País

Inicio » Derecho Internacional » El legado de José Luis Bustamante y Rivero: Setenta años de soberanía y jurisdicción marítima.

El legado de José Luis Bustamante y Rivero: Setenta años de soberanía y jurisdicción marítima.

VÍDEO: TRIBUTO AL PERÚ

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN QUECHUA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN ASHANINKA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN AYMARA

HIMNO DEL PERU VERSION HEAVY METAL

a

Archivos

Mapa de visitas

Calendario

noviembre 2017
L M X J V S D
« Oct   Dic »
 12345
6789101112
13141516171819
20212223242526
27282930  
La responsabilidad sobre el contenido de los artículos corresponde a sus respectivos autores, no representa necesariamente la opinión institucional de la Sociedad Amantes del País.

Traductor en línea


directorio de weblogs. bitadir
Blogalaxia
Peru Blogs

Estadísticas del Blog

  • 580.417 hits

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir gratuitamente notificaciones de actualización de este blog. Luego haga click en 'suscribirme'.

Únete a otros 91 seguidores

Síguenos en facebook

Anuncios

Por Yordi U. Ugaz Natividad[1]

José Luis Bustamante y Rivero, en su discurso al asumir la presidencia, menciona que es necesario unir momentos antagónicos; uno, respecto al ayer y otro respecto al mañana. El contexto político nacional y mundial es complejo. El ilustre abogado arequipeño, con mucho tino, invita a construir las sendas de la transición mediante la democracia. Es así como, en el célebre “Memorándum de La Paz” establece las directrices para conseguir sus objetivos, dentro de las cuales, variables como, la salvaguarda de los recursos y proteger la soberanía fueron un rol importante. Precisamente, estas consideraciones llevaron a su famosa tesis de la jurisdicción y soberanía sobre las doscientas millas marítimas.

Jose-Luis-Bustamante-y-RiveroHoy en día, la interpretación de la soberanía marítima en el Perú se entiende a partir del concepto de “dominio marítimo”. Ahora bien, ¿cómo se determina este postulado? Para ello es importante remontarnos a las dos principales interpretaciones que la sustentan. Por un lado, la tesis territorialista, que consiste en considerar a las doscientas millas marinas como mar territorial, mientras que la tesis zonista, señala que, la calificación de mar territorial no es sobre el total de las doscientas millas. El referente principal para el debate se ciñe en torno a la protección del mar como recurso hídrico en función a intereses económicos del Perú a mediados del siglo XX.

Precisamente, el principal mecanismo de protección y punto de partida fue el Decreto Supremo No. 781 de 1947, promulgado por el entonces Presidente de la República José Luis Bustamante y Rivero. Uno de los mayores logros en su gestión fue la afirmación de la soberanía en el Mar de Grau[2]. Tal y como lo hace notar: “Como expresiones de la política de afirmación de la soberanía territorial peruana puedo citar la Declaración extensiva de aguas jurisdiccionales o mar territorial hasta el límite del zócalo continental […] (Bustamante, 1949, p. 331).

Este Decreto Supremo se deslinda respecto a las antiguas concepciones sobre el Derecho del Mar, básicamente por tres puntos centrales. En primer lugar, las consideraciones de soberanía y jurisdicción nacional sobre el zócalo continental y el mar adyacente a nuestras costas. En segundo lugar, porque establece zonas de control y protección marina por doscientas millas. Finalmente, recoge el principio de libre navegación de los mares en todas las naciones. Mediante estas consideraciones, esta norma busca contener la pesca indiscriminada y asegurar los recursos de nuestro litoral.

José_Luis_Bustamante_y_Rivero_(1968)De esta manera, Bustamante y Rivero logra convertirse en el precursor del incipiente Derecho del Mar en el mundo. Este postulado no constituye una referencia gratuita, la “[…] anchura de 200 millas al mar territorial peruano no fue hecha a humo de pajas o en forma antojadiza: se hizo con referencia a la Corriente de Humboldt […] que en buena parte del año alcanza esa misma anchura máxima.” (Bustamante, 1974, p. 7). Además, debido a la variedad de especies que se encuentran dentro de ese rango, por lo que, fue necesario asegurar dichos recursos frente a terceros, resguardando la soberanía nacional.

Así, la importancia de Bustamante y Rivero fue ser el pionero en la lucha por la soberanía marítima del Perú. Este primer hito se materializa a través de otro gran hito: La constitucionalización del Mar de Grau. La Asamblea Constituyente de 1978 retomó el debate respecto a qué posición adoptar (territorialista o zonista) en nuestra soberanía marítima. Finalmente, tanto en la constitución de 1979 como la de 1993, se apostó por un postulado sui generis, donde se hizo referencia al “dominio marítimo del Estado” entendido de la siguiente manera:

“[…] comprende el mar adyacente a sus costas, así como su labor y subsuelo, hasta la distancia de doscientas millas marinas medidas desde las líneas que establece la ley. En su dominio marítimo, el Perú ejerce soberanía y jurisdicción, sin perjuicio de las libertades de comunicación internacional, de acuerdo con la ley y los convenios internacionales ratificados por la República.” (Artículo 98, Constitución Política del Perú, 1979)

“[…] comprende el mar adyacente a sus costas, así como su lecho y subsuelo, hasta la distancia de doscientas millas marinas medidas desde las líneas de base que establece la ley. En su dominio marítimo, el Estado ejerce soberanía y jurisdicción, sin perjuicio de las libertades de comunicación internacional, de acuerdo con la ley y con los tratados ratificados por el Estado.” (Artículo 54, Constitución Política del Perú, 1993)

Según Gamboa (2008):

“El constituyente de 1978, así como el de 1993, no aceptó la tesis de un mar territorial de 200 millas, ya que el debate habría sido la oportunidad para establecerlo; en cambio, la Asamblea Constituyente prefirió reafirmar una posición moderada: una categoría modal mucho más ambigua o permeable que la del Decreto Nº 781 y de la Convemar, donde estas últimas categorías podrían adecuarse a la primera” (p. 9)

Precisamente, la Constitución de 1979 prepara al Estado Peruano para su adscripción a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar[3] en 1982, sin embargo, esto no fue así. El embajador Bákula (1985) menciona que “[…] con la consistente política desarrollada por el Perú durante los últimos 35 años, la delegación del Perú procedió el 30 de abril de 1982, a votar a favor de la Convención [del Mar].” (p. 14). Ahora bien, el gobierno de Belaunde Terry (1980-1985) dio un paso al costado. El Ministerio de Relaciones Exteriores, mediante Comunicado No. 01 del 16 de marzo de 1983 señala que el gobierno decidió no firmar la Convención sobre Derecho del Mar por el momento. (Bákula, 1985, p. 16).

Así es, inexplicablemente, el Perú no suscribió la convención pese a ser el gran abanderado del proyecto. Hasta el día de hoy es un tema que está pendiente. Aunque, a raíz del fallo de la Corte Internacional de Justicia en el diferendo marítimo entre Perú y Chile en el año 2014, se reavivó el debate; pero las falacias, los rumores y la insensatez de la clase política llevaron a sepultar el tema una vez más. Ahora bien, ¿cuál es el temor hacia la CONVEMAR? Quizá el principal argumento sea el mito de la soberanía relacionado a proclamas como, “ceder cinto ochenta y ocho millas” o, “permitir que otros estados pesquen en nuestras aguas”, así como un largo etcétera.

En ese sentido, merece explicar en qué consiste la CONVEMAR y por qué el Perú debe adherirse a ella. La CONVEMAR es uno de los tratados multilaterales más importantes en cuanto a la concepción del nuevo derecho del mar. Este enfoque establece espacios marítimos en todo el océano, derechos y límites para los estados parte, los cuales son una necesidad dentro del ordenamiento territorial. Someramente, la convención establece 12 millas de mar territorial[4] y 188 millas de Zona Económica Exclusiva (ZEE). Este espacio permite ejercer la soberanía y jurisdicción de un estado para la explotación, conservación y administración de sus recursos naturales (CONVEMAR, Artículo 56).

El Perú se encuentra ubicado geográficamente en medio de América del Sur. Es considerado como punto intermedio entre el Canal de Panamá y el Estrecho de Magallanes, debido a esa posición estratégica, es necesario una política de libertad de navegación de buques y sobrevuelo de aviones. Si bien es cierto, nuestro país cuenta con una serie de acuerdos bilaterales para tales fines, sin embargo, no basta. Es menester contar con una política recíproca y de cooperación internacional que beneficie el comercio internacional entre las naciones. La CONVEMAR nos ofrece esa salida.

En cuanto a la regulación del tendido de cables submarinos, esta resultaría beneficiosa.[5] No solo porque ayudaría a identificarlos, sino porque promueve una mejora de la cobertura en las telecomunicaciones. Esto brindaría oportunidades a otras empresas para competir en el mercado, lo que significa mayores inversiones en nuestro país (traducida en empleo) y mayor competitividad entre las empresas, donde el consumidor peruano sería el mayor beneficiario. Hoy en día el acceso al internet juega un rol fundamental en el desarrollo de las sociedades, puesto que faculta al ejercicio de otros derechos, también recorta la brecha digital entre los estados.[6]

Otro de los puntos importantes son las consideraciones en cuanto a alta mar. Actualmente, el dominio y jurisdicción marítima del Perú termina en las doscientas millas adyacentes a sus costas, no tiene capacidad en alta mar. La CONVEMAR regula las libertades en dicha zona marítima, fomentando la pesca responsable para la sostenibilidad de las especies, teniendo en cuenta la temporada de reproducción y de caza. En el Perú no se respetan tales límites, puesto que no tiene capacidad sobre alta mar.  Finalmente, la Convención manifiesta una represión expresa hacia la piratería, tráfico de drogas, transporte de esclavos y demás. Hay que tener en cuenta el enfoque de seguridad y vigilancia en los mares.[7]

Finalmente, hablemos de la protección al ambiente marino. Para el Perú es improbable llegar a proteger las doscientas millas. El mar, como elemento líquido, se encuentra en constante movimiento, por lo que la protección no solo depende de nuestro país, sino de sus vecinos. Lo mismo sucede con la conservación de especies transzonales como la anchoveta. La CONVEMAR propone un ambiente de cooperación, donde no solo sea Perú en la custodia, sino todo el litoral conjuntamente con Ecuador, Colombia y Chile. Se trata de cuidar un mismo recurso que es cíclico y es de todos. Es la única manera de, por lo menos, tratar de conservar el océano.

Hemos visto las cuantiosas ventajas de la CONVEMAR. La posición ambivalente del Perú no es entendible. De ser el abanderado por más de tres décadas en las negociaciones de la CONVEMAR a convertirse en el segundo país en América Latina —conjuntamente con Venezuela—, que no ha firmado dicha convención. La posición acrónica que sigue manteniendo el Perú es lamentable. Nos hemos quedado en las disposiciones del Mare Nostrum, posiblemente por el falso discurso de soberanía absoluta que es alimentado por chauvinismos sin fundamento. Así, en ocasión a los 70 años del legado de Bustamante y Rivero, se debería dejar a un lado este debate. Ni territorialistas, ni zonistas: Convencionalistas.

zona-maritima-convemar

BIBLIOGRAFÍA

  • TRABAJOS ACADÉMICOS

Bákula, J. (1985). El dominio Marítimo del Perú. Lima: Fundación M.J. Bustamante De la Fuente.

Bustamante, J. (1949). Tres años de lucha por la democracia en el Perú. Buenos Aires: s.n.

Bustamante, J. (1974). El derecho del mar y la conferencia de Caracas. Revista Derecho PUCP (32), 5-11. Obtenido de Revista Derecho PUCP Sitio Web: http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/derechopucp/article/view/6211

Gamboa, C. (2008). La Convemar y el Perú: ¿La Constitución de los Océanos o el Contrato de Privatización del Mar de Grau? Boletín DAR (65), 1-35.

  • LEGISLACIÓN PERUANA

Constitución Política del Perú. Diario Oficial El Peruano, Lima, Perú, 1993

Constitución Política del Perú. Diario Oficial El Peruano, Lima, Perú, 1979

Decreto Supremo 781, por el cual se establece la soberanía y jurisdicción del estado sobre las doscientas millas marinas. Diario Oficial El Peruano, Lima, Perú, 1 de agosto de 1947

Ley 23856, por la cual, el dominio marítimo del estado, a que se refiere el artículo 98 de la Constitución Política de la República, se denomina “Mar de Grau”. Diario Oficial El Peruano, Lima, Perú, 8 de junio de 1984

  • TRATADOS INTERNACIONALES

Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.1982

  • OTROS

Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú & Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile (6 de febrero de 2014). Declaración Conjunta de los Ministros de Relaciones Exteriores y Defensa de Perú y Chile con ocasión de la reunión extraordinaria del Comité Permanente de Consulta y Coordinación Política (2+2). Santiago de Chile: s.n.

La Rue, F. (16 de mayo de 2011). Informe del Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión. Organización de Naciones Unidas. Consejo de Derechos Humanos [17º período de sesiones].

-o-


[1] Bachiller en Derecho por la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.

[2] De acuerdo con la Ley 23856 del 8 de junio de 1984, se refiere como “Mar de Grau” al dominio marítimo del estado.

[3] En adelante: CONVEMAR

[4] En esa zona del mar se ejerce el derecho de Paso Inocente. De acuerdo con el artículo 19 de la CONVEMAR: “El paso es inocente mientras no sea perjudicial para la paz, el buen orden o la seguridad del Estado ribereño […]”

[5] CONVEMAR, Arts. 79, 112, 113, 114 y 115

[6] Para mayores alcances sobre infraestructura, internet y derechos; consultar el Informe del Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, Frank La Rue. (16 de mayo de 2011).

[7] Es importante la protección de alta mar, puesto que representa un gran porcentaje en la actividad económica en los mares, como, la explotación minera, la extracción de petróleo, el transporte marítimo, la pesca, entre otros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: