Sociedad Amantes del País

Inicio » Conceptos » La familia, el desarrollo poblacional y el futuro del Perú

La familia, el desarrollo poblacional y el futuro del Perú

VÍDEO: TRIBUTO AL PERÚ

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN QUECHUA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN ASHANINKA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN AYMARA

HIMNO DEL PERU VERSION HEAVY METAL

a

Archivos

Mapa de visitas

Calendario

octubre 2009
L M X J V S D
« Sep   Nov »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
La responsabilidad sobre el contenido de los artículos corresponde a sus respectivos autores, no representa necesariamente la opinión institucional de la Sociedad Amantes del País.

Traductor en línea


directorio de weblogs. bitadir
Blogalaxia
Peru Blogs

Estadísticas del Blog

  • 501,197 hits

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir gratuitamente notificaciones de actualización de este blog. Luego haga click en 'suscribirme'.

Únete a otros 87 seguidores

Síguenos en facebook

Dr. Fernando Carbone Campoverde

 Ex Ministro de Salud

familia selvaEs evidente que el desarrollo del país en los últimos 10 años ha hecho crecer de forma casi sostenida y significativa los promedios macroeconómicos del Perú. No cabe preguntarse si el Perú ha mejorado, pero si es pertinente cuestionarse ¿Para quién ha mejorado? ¿Acaso lo ha hecho menos para quienes estaban en mala situación y aún lo siguen estando y lo ha hecho más para quienes ya estaban en buena situación?

En esto parece residir la explicación para una brecha que lejos de disminuir parece crecer entre un país andino rural, campesino,familia sierra indígena, amazónico respecto a otro país costeño, urbano, criollo, industrializado,  que sigue su propio ritmo de desarrollo creciente y que no es sensible a que otra parte de la misma sociedad tiene familias que no cubren sus gastos vitales.

familia costaLa generación de riqueza en el Perú ha sido impresionante y llena titulares mediáticos; la brecha “norte – sur” interna permanece invisibilizada y salta de vez en cuando a los medios, cuando estalla en hechos de sangre y violencia que pronto parecen olvidarse, salvo para quienes perdieron en los mismos a alguien a quien amaban. Parece que este camino ya recorrido por países hermanos, con realidades poblacionales similares (aunque con contrastes más marcados que los nuestros) no nos mueve a cambios sociales mas profundos por propia iniciativa; y la pregunta latente es ¿hasta cuando será así? La “escepticemia” latinoamericana, también crece dentro de nuestras fronteras. Los pobres del Perú no pueden, no quieren y no van a esperar más.

Añadamos a lo anterior que nuestra estructura poblacional está cambiando notoriamente:

pirámide envejecimientoTransitamos ya francamente a una reducción de las generaciones jóvenes; pasamos de la “pirámide egipcia” a la “cúpula camboyana”. Si bien esto significa para los siguientes 20 años una supuesta ventana de oportunidades de carácter demográfico, lo ocurrido en quienes nos han presidido en este comportamiento (países asiáticos con variables internas culturales, étnicas y sociales más parejas que las nuestras) nos debería alertar respecto a temas que el envejecimiento, la concentración y el despojamiento poblacional causan al presente.

La “transición demográfica” por la que ya caminamos nos muestra una fuerte concentración de la población (76%) en medios urbanos y/o costeños que representan menos del 5% del territorio nacional. 24% de la población permanece dispersa en el 95% del territorio nacional[1]. La “transición demográfica” se acompaña de una “transición epidemiológica”, que en nuestro caso nos complica seriamente el presupuesto para atender la salud de la población: las enfermedades no trasmisibles (cánceres, enfermedades del envejecimiento, cardiopatías, neuropatías, enfermedades mentales, problemas metabólicos, etc.) alcanzan y superan en algunos casos a otras enfermedades que todavía no logramos minimizar los suficiente: las infectocontagiosas (dengue, tuberculosis, malaria, hepatitis, Sida, rubéola, diarreas, etc.).

Sumado lo anterior a la heterogniedad de la población peruana en lo étnico, cultural y socio económico, una reflexión sensata sobre nuestro futuro debería llevarnos a valorar a aquello que durante generaciones enteras ha sido el hilo vinculante para los ciudadanos de este país: a la familia peruana en su condición de cuna de la democracia y abogada de la gobernabilidad.

Este hecho es tan antiguo en realidad que en la propia ley de las comunidades campesinas, indígenas y amazónicas se reconoce que las mismas son: “Organizaciones de interés público con existencia legal y personería jurídica, integradas por Familias que habitan y controlan determinados territorios, ligados por vínculos ancestrales, sociales, económicos y culturales, expresados en la propiedad comunal de la tierra, el trabajo comunal , la ayuda mutua, el gobierno democrático y el desarrollo de las actividades multisectoriales cuyos fines se orientan a la realización plena de sus miembros y del país”. 

Vida, Familia, Población y Sociedad, son elementos de humanidad que se nutren unos a otros.  El mundo va siendo lo que las sociedades hacemos de el; las sociedades son lo que las mujeres y los hombres que las formamos hagamos de ellas; y las mujeres y los hombres no somos mas que aquellas niñas y niños que nos hicimos adultos dentro de Familias que nos aceptaron primero y nos formaron después.

La lógica y el enfoque de Familia es una corriente reciente que nos permite centrar el desarrollo sostenible y solidario de los países de manera mas humana, racional y efectiva, que lo que fué la lógica y el enfoque poblacional de los últimos 30 años.

El Acuerdo Nacional, El Plan Nacional de Apoyo a la Familia recogen este enfoque y lógica innovadoras. Por ello el nuevo Plan nacional de Población actualmente en elaboración debe ubicarse también dentro  los anteriormente señalados, si quiere ser un instrumento acorde con la visión de un Perú grande que le pertenezca por igual a todos los peruanos en el siglo XXI.

Y en esta perspectiva se necesita dar un gran salto gubernamental: pasar de un Ministerio de Mujer y Desarrollo, al MINISTERIO DE LA FAMILIA Y DESARROLLO SOCIAL.


[1] Perú: Crecimiento y Distribución de la Población 2007, INEI.

Anuncios

4 comentarios

  1. nemesio canelo dice:

    Mientras aquella población y familias peruanas que por estar historicamente asentadas en lugares dispersos y aislados del territorio nacional sin adecuadas vías ni comunicaciones que les permitan entrar en contacto eficaz con el mercado nacional e internacional, sigan por tanto sólo subsistiendo en condición de una cultura arcaica, unicamente rural, en base a una precaria economía autárquica de mísero autoabastecimiento, sin oportunidad de incrementar su producción y productividad ante la imposibilidad de intercambiar el excedente con el exterior, no disminuirá el contraste de ella con la creciente y concentrada población peruana urbana de la costa y de algunos puntos de la sierra y de la selva que se han podido integrar a la cultura urbana, a la especialización, a la industrialización y a la economía de intercambio. Ni tampoco, por tanto, podrán retener su más preciado recurso para desarrollarse y salir de esa limitada situación: la juventud que con tanto sacrificio lograron criar y darle alguna limitada formación inicial que es la que precisamente los lleva a migrar en pos de las oportunidades que en su terruño no tienen; ni atraer elementos capacitados ni inversiones que la suplan. La agreste geografía del Perú y la no disponibilidad de liderazgo local capacitado constituyen el reto por superar.

  2. Walter Brunke Ríos dice:

    Si no se corrigen las tendencias demográficas ilustradas en el post, entonces, dentro de unas cuantas décadas, la sociedad peruana tendrá que afrontar serias disfunciones sociales y económicas, similares a las que han atravesado, y continúan atravesando, los países del “mundo desarrollado”.

    El peso de tales disfunciones recaerá sobre los exclusivos hombros de la proporcionalmente disminuída PEA (Población Económicamente Activa) que exista en aquel futuro (¿diferente y otra vez decepcionante?). Los gobernantes y los políticos ACTUALES están y quedan avisados. Ellos tienen la responsabilidad de velar por que no quede sacrificado el bienestar y las posibilidades reales de mejora de las generaciones futuras, pensando sólo en términos del ‘bienestar’ de las poblaciones presentes, como lamentablemente ha ocurrido en algunas administraciones públicas recientes (recuérdese, especialmente, el período 1985 – 1990, durante el primer gobierno del Presidente Alan García Pérez).

    Un asunto es “BUSCAR el Tiempo Perdido”, y otra vía, ENRRUMBAR sólidamente hacia el desarrollo humano integral, -material, cultural y espiritual-, sin necesidad de dilapidar o, siquiera, disminuir las precondiciones indispensables que requerirán con certeza los peruanos de mañana…

  3. Carol dice:

    Es en la familia donde todo comienza, donde todo se aprende y donde nuestra existencia cobra sentido.
    Tener un ministerio de la Mujer es absurdo, restringido y discriminatorio. Es en un Ministerio de la Familia donde todos los miembros de la sociedad, padre, madre, hijos, hijas, abuelos, abuelas, tíos y tías, primos y primas, se verán representados. Es en la familia donde se acoge al anciano, al indefenso, al hijo con capacidades especiales.
    Fortalezcamos a la familia para fortalecer a la sociedad, para fortalecer al Perú.

  4. Juan Carlos Barandiarán Rojas dice:

    Con relación al artículo publicado sobre la familia, el desarrollo poblacional y el futuro y los comentarios, me permito presentar los siguientes:
    a) La situación de la población tiende a ser más complicada. En efecto en una ultima publicacion del INEI, Estimaciones y Proyecciones de Población 1950-2050, en la pagina 29 de revela una figura de “tubo” entre la población de 0 a 64 años. Es decir no habrá renovación poblacional. Este hipótesis traerá cambios importantes en la economía y en la sociedad que es necesario reflexionar.
    b) Las desiguades entre la parte desarrollada del país con respecto a la periferia, además de los problemas que empezamos a notar con el incremento sostenido de la delincuencia y la descomposición social y el agotamiento de los recursos naturales para atender las demandas de la parte urbana, corresponde una reflexión sobre los criterios de priorización del gasto del sector público. Por ejemplo ¿ Es posible que se sigan muriendo todos los años en Puno y en la sierra sur del Perú por frío y hambre? ¿ No es mejor destinar recursos a atender esta situación en vez de construir malecones en la Costa Verde?
    c) La creación de un Ministerio de la Familia es una manera integral de abordar estos problemas y orientar los esfuerzos en forma sinérgica, en vez de enfoques loables pero parciales y fragmentados cuando abordamos sólamente el tema de la Mujer y la Juventud.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: