Sociedad Amantes del País

Inicio » Desarrollo » Jubilación: ¿Para qué nos sirve si no es para aliviarnos cuando más la necesitamos?

Jubilación: ¿Para qué nos sirve si no es para aliviarnos cuando más la necesitamos?

VÍDEO: TRIBUTO AL PERÚ

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN QUECHUA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN ASHANINKA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN AYMARA

HIMNO DEL PERU VERSION HEAVY METAL

a

Archivos

Mapa de visitas

Calendario

agosto 2009
L M X J V S D
« Jul   Sep »
 12
3456789
10111213141516
17181920212223
24252627282930
31  
La responsabilidad sobre el contenido de los artículos corresponde a sus respectivos autores, no representa necesariamente la opinión institucional de la Sociedad Amantes del País.

Traductor en línea


directorio de weblogs. bitadir
Blogalaxia
Peru Blogs

Estadísticas del Blog

  • 494,790 hits

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir gratuitamente notificaciones de actualización de este blog. Luego haga click en 'suscribirme'.

Únete a otros 87 seguidores

Síguenos en facebook

Por Sara Mejía

Cuando Rolo cumplió 20 años trabajando en P&G la empresa le hizo una fiesta de reconocimiento que hasta hoy recuerda con cariño, sus compañeros en el departamento de ventas brindaron y bailaron y él terminó la jornada con un bono especial por sus años de servicio. A la semana siguiente lo despidieron con un cheque espectacular y un paquete de acciones. Sólo tenía 43 años y había trabajado toda su vida como vendedor en el departamento comercial de esta importante transnacional. La decisión de despedirlo no lo tomó por sorpresa, al contrario ya la venía esperando desde hace mucho sencillamente porque un chico recién egresado de la universidad y hasta con maestría le resultaba a la compañía más barato que seguir manteniéndolo a él por más experiencia en ventas que tuviera.

preocupadoCuando se dio cuenta de que no iba a poder tocar su fondo de AFP hasta que cumpliera los 65 años y que nadie lo iba a contratar por el mismo sueldo al que estaba acostumbrado, decidió invertir su liquidación en abrir una cevichería en Pisco que permitió que sus hijos terminen su educación superior, y hubiera seguido en el negocio gastronómico si no fuera porque el terremoto del sur se trajo abajo su local. Ahora Rolo tiene 50 años, tiene claro que le sobra experiencia en ventas pero que resulta muy caro para volver a ingresar a la planilla de cualquier empresa así que prefiere ‘cachuelearse’ haciendo taxi “Ya no tengo capital para empezar otra vez, no quiero endeudarme y tengo que esperar hasta los 65 años para ver esa plata así que no tengo de otra”, dice resignado.

El caso de Victor Haacker es similar. A los 50 años se quedó sin la gerencia general  de una importante empresa del rubro de la construcción. “Te pueden dar muchas razones pero la verdad es que si te quedas sin trabajo con ese nivel de sueldo y beneficios, y encima pasas de los 50, recolocarse es casi imposible”, nos cuenta este ingeniero industrial. Pero llegar a esa conclusión le costó un par de años de tocar puertas de familiares y amigos, “cuando estás arriba tienes una red de contactos increíble, pero una vez que quedas fuera son muy pocos los que te reciben, te vuelves casi casi un apestado”. En ese tiempo sus ahorros prácticamente desaparecieron y en su AFP le dijeron lo mismo que a Rolo, sólo podía acceder a su pensión de jubilación cuando cumpliera 65 años. Con dos hijos en la Universidad de Lima sólo le quedó empezar un negocio.

A base de mucho esfuerzo y de refinanciar una y otra vez sus obligaciones, la fábrica de arneses y equipos de seguridad que fundó hace cinco años con un socio recién está empezando a rendir frutos. “Tú no sabes el desgaste innecesario que te produce el hecho de saber que tu plata está ahí pero que cuando más la necesitas, que es cuando te quedas sin trabajo, no la puedes tocar y encima tienes que endeudarte a tasas altísimas de interés para poder seguir adelante”.

Cabría preguntarse si estos reclamos de gente común y corriente tienen fundamento, especialmente si tomamos en cuenta que ya pintan canas y para quienes recolocarse en el sistema laboral en plena crisis se vuelve una misión imposible. Ahora que está en discusión el tema de la jubilación anticipada para quienes se encuentren más de 12 meses desempleados, nuestros políticos harían bien en considerar a este importante grupo productivo, que podría aprovechar al máximo un fondo ahorrado por años para trabajarlo y a la vez generar más puestos de trabajo. Los padres de la patria tienen la palabra.

Anuncios

2 comentarios

  1. Walter Brunke dice:

    Son decenas de miles los casos de profesionales capacitados que se quedan sin oportunidad de empleo por las razones arriba mencionadas. Pero, también, por otras que en su conjunto muestran la incapacidad de los gobernantes actuales, y de los anteriores, para generar políticas que promuevan el empleo digno PARA TODOS LOS SECTORES SOCIALES. ¡Llevamos casi dos décadas desperdiciadas!

    Ni Alberto Fujimori, ni Alejandro Toledo, ni Alan García, ni los políticos de los partidos de oposición en su momento, han sabido aplicar o hacer notar todas las posibilidades que ofrece la economía social de mercado para promover y dar rumbo seguro hacia el pleno empleo en cada sector de la economía nacional.

    Sólo saben reaccionar con “clichés” ideológicos ante el estallido de crisis clamorosas, debidas éstas, en su mayoría, por su misma falta de visión previsora a mediano y largo alcance.

    Primero se enteran por la prensa libre, los noticieros, los blogs, el internet…y recién, entonces, reaccionan y corren a actuar presionados por el rating, siempre apresurados, muchas veces cometiendo errores inexplicables. La última causa formal está en que han carecido y siguen careciendo de verdaderos planes de gobierno.

  2. Aristio dice:

    Los “padres de la patria” (1821-1822) ya no pueden hacer uso de la palabra, por motivos obvios.

    Entiendo que en el lenguaje cotidiano a veces se use esta expresión figurativa para referirse a los congresistas actuales.

    Sin embargo, considero esta costumbre como equívoca, impropia y desorientadora. Sólo son REPRESENTANTES responsables ante la Nación, y no “padres de la patria”. No vaya ser que “se la terminen creyendo”, si no es que algunos “se lo creen ya”…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: