Sociedad Amantes del País

Inicio » Internacionales » La ‘batalla’ para conseguir la ciudadanía norteamericana

La ‘batalla’ para conseguir la ciudadanía norteamericana

VÍDEO: TRIBUTO AL PERÚ

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN QUECHUA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN ASHANINKA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN AYMARA

HIMNO DEL PERU VERSION HEAVY METAL

a

Archivos

Mapa de visitas

Calendario

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  
La responsabilidad sobre el contenido de los artículos corresponde a sus respectivos autores, no representa necesariamente la opinión institucional de la Sociedad Amantes del País.

Traductor en línea


directorio de weblogs. bitadir
Blogalaxia
Peru Blogs

Estadísticas del Blog

  • 489,240 hits

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir gratuitamente notificaciones de actualización de este blog. Luego haga click en 'suscribirme'.

Únete a otros 86 seguidores

Síguenos en facebook

ejercito-3 

Por Tatiana Coello

¿Cuántos de los extranjeros residentes en Estados Unidos que ingresaron a ese país con visas temporales y que ya tienen por lo menos dos años de permanencia, serán tentados por aceptar el ofrecimiento que el gobierno de Barack Obama les ha hecho de otorgarles la nacionalidad norteamericana en un término de seis meses a cambio de su reclutamiento en el ejército de ese país?

 

Esta parece pintarse como la ‘oportunidad de sus vidas’ frente a la precaria situación por la que están atravesando todos ellos frente a las drásticas medidas que la administración estadounidense está aplicando para perseguir a los inmigrantes indocumentados, hasta deportarlos. El ofrecimiento significa servir en la armada entre 3 y 6 años dependiendo de su grado de preparación.

 

Al ver que se ha obviado el requisito, hasta ahora solicitado a los aspirantes extranjeros, de contar con permiso de trabajo, los analistas deducen que esta apertura, tal como la que se hizo durante la nefasta guerra de Vietnam, se debe a que las fuerzas armadas del país del tío Sam atraviesan una situación difícil por la escasez de voluntarios nacionales a enrolarse.

 

Respondiendo a la medida, la directora de la organización pro inmigrante Se Hace Camino Nueva York’, Ana María Archiva, manifestó a los medios de comunicación que “es una señal de la falta de personas en el país que estén de acuerdo con la guerra, por lo que no asisten a reclutarse y recurren a la comunidad inmigrante para llenar estos vacíos”.

 

No debemos olvidar que unos días atrás la Casa Blanca autorizó el despliegue de 17 mil soldados hacia la zona de Afganistán, lugar en el que se encuentran sirviendo cerca de 40 mil americanos, conjuntamente con los 30 mil efectivos de la OTAN, y donde no se avizora una pronta salida a la crisis política existente, en el que el número de civiles muertos se incrementó en un 39 por ciento respecto del año 2008.

 

Cuando la prensa le pidió una opinión al respecto al teniente general Benjamín Freakley, oficial de reclutamiento de mayor jerarquía en el ejército estadounidense, este señaló que con este programa “el ejército ganará al fortalecer su capital humano y los inmigrantes ganarán la ciudadanía y un trampolín al sueño americano”.

 

Lo que no terminamos de entender es por qué se ha resuelto no considerar como elegibles a los latinos para beneficiarse de esta disposición si el ejército norteamericano en estos últimos años ha cumplido con sus metas de reclutamiento, sobre todo después del 11 de septiembre, gracias al aproximadamente 13 por ciento que ocupan los hispanos en las jornadas de enrolamiento cada año.

 

Parece ser que la actual administración norteamericana habría calculado muy bien las cosas para, de un lado, apoyar a sus tropas en Afganistán sin sacrificar muchos oriundos estadounidenses, fortalecer sus fuerzas armadas hoy disminuidas y, por último, hacerles un ‘debatible’ favor a los inmigrantes que dominen una o más de las 35 lenguas especificadas entre las cuales figuran el árabe, chino, hindi, kurdo, nepalés, pastún, tamil, ruso, etc.

 

Como esta medida no atañe a los latinos a ellos solo les quedará esperar la prometida reforma migratoria, que llevó a un 70 por ciento de ellos a votar por Obama. Aunque no estarían dispuestos a hacerlo por mucho tiempo ya que movimientos latinos han dado un ultimátum al presidente: Si los cambios no se dan hasta febrero o marzo de este año ellos saldrán a las calles de las más importantes ciudades para alzar su voz.

 

Lo cierto es que al nuevo presidente estadounidense le caben muchos asuntos que atender con relación a la intervención norteamericana en Afganistán: la urgencia de definir una nueva estrategia porque la población afgana ya no confía en  su gobierno y está en contra de la intervención extranjera; aclarar la pérdida de cerca de 90 mil armas enviadas por el gobierno de USA a las fuerzas de seguridad de Afganistán; y combatir el aumento de las operaciones de narcotráfico (opio) desde ese país, las que estarían financiando a los talibanes con 100 millones de dólares cada año.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: