Sociedad Amantes del País

Inicio » Desarrollo » Políticas de ‘urgencia’ que nos podrían poner en ‘emergencia’

Políticas de ‘urgencia’ que nos podrían poner en ‘emergencia’

VÍDEO: TRIBUTO AL PERÚ

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN QUECHUA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN ASHANINKA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN AYMARA

HIMNO DEL PERU VERSION HEAVY METAL

a

Archivos

Mapa de visitas

Calendario

febrero 2009
L M X J V S D
« Ene   Mar »
 1
2345678
9101112131415
16171819202122
232425262728  
La responsabilidad sobre el contenido de los artículos corresponde a sus respectivos autores, no representa necesariamente la opinión institucional de la Sociedad Amantes del País.

Traductor en línea


directorio de weblogs. bitadir
Blogalaxia
Peru Blogs

Estadísticas del Blog

  • 489,516 hits

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir gratuitamente notificaciones de actualización de este blog. Luego haga click en 'suscribirme'.

Únete a otros 86 seguidores

Síguenos en facebook

Por Walter Brunke Ríos

castillo-de-naipes-cayendo1

La mal entendida ‘viveza’ mercantilista parece estar enseñoreando más allá de los ámbitos usualmente señalados por los medios de comunicación masivos. Por ello, hay que saber escoger bien los instrumentos de política económica y social para combatir dicho vicio. Porque hay ‘remedios’ que resultan a la larga peores que la enfermedad.

Es innegable que la política económica introducida en 1990 por el entonces presidente Alberto Fujimori, continuada, matices más matices menos, por los siguientes gobiernos hasta el presente, ha tenido y tiene cierto éxito en cuanto al crecimiento económico sostenido por nuestro país. Evidentemente, la economía de mercado produce más y mejor que una economía dirigida o de tipo socialista. Esto está demostrado por la historia económica mundial del siglo XX.

Sin embargo, lo paradójico es que dicho crecimiento vino y sigue viniendo acompañado por un decrecimiento proporcionalmente sostenido en materia ética, contaminando severamente con vicios grandes y pequeños la atmósfera y el ‘medio ambiente social’ de vastos sectores de la ciudadanía.

En conclusión, me preocupa que si bien estamos ‘aprobados’ en términos macroeconómicos, estemos ostensiblemente ‘desaprobados’ en términos macro y microsociales. Ello indica que las políticas sociales gubernamentales no producen buenos resultados (salvo cifras, gestos pregonados como históricos, pero sin calidad ni eficacia ni eficiencia deseables). De allí se puede inferir que el mandato constitucional de establecer un orden de economía social de mercado no está todavía en vigencia en nuestro país. ¿Por qué? Se me ocurre una explicación: confunden el concepto de economía social de mercado con la simple economía de mercado con un Estado regulador…, dentro de los moldes vagos del neoliberalismo todavía sustentado en la idea simplista de la ‘espontaneidad’ del mercado.

De allí que no faltará quien diga erróneamente desde el punto de vista de la genuina organización social de la economía de mercado: “Entonces hagamos más regulación y tengamos más Estado”, como parece que insinuara tímidamente, hace poco, el flamantemente repuesto Ministro de Economía, Luis Carranza.

Sinceramente, pienso que si vamos por esa vía -como, por otro lado, lo plantean el Partido Nacionalista Peruano o el Humanista del premier Yehude Simon- tampoco solucionaremos los viejos problemas del Perú. Pues, de seguro, en el mediano plazo -después de la aparente mejoría cortoplacista- se agravarán los problemas abarcando, también, el plano macroeconómico, que tanto esfuerzo ha costado reconstruir a todos los peruanos después del desastroso primer gobierno del Apra. Dicho sea de paso, ¿recuerdan lo artificialmente bien que vivimos los peruanos por políticas similares, en 1986 y 1987? ¿Y qué pasó después…? ¡Sólo que ahora hay más de 30 mil millones de dólares en reserva para gastar!

Por lo tanto, prestemos más atención a estas políticas de ‘urgencia’.

Anuncios

5 comentarios

  1. Hespherióphilo dice:

    Cuando se afirma que “el orden de la economía social de mercado no está todavía en vigencia” en el Perú:

    ¿debo entender que tampoco lo estuvo (o nunca funcionó como tal)desde la Constitución de 1979? Es decir, ¿aún cuando hayan transcurridos ya ¡30 AÑOS! de gobiernos: 1980/1985 de Fernando Belaúnde; 1985/1990 de Álan García; 1990/2000 de Alberto Fujimori; 2000/2001 de Valentín Paniagua; 2001/2006 de Alejandro Toledo; y, 2006/2009… 2do de Álan García?

    UFFF!!! Esto sacará roncha a muchos por el sabor a chicharrón de sebo…

  2. Marina López de Saldarriaga dice:

    A mí lo que me parece sospechoso es que los dos ministerios “estrellas” en la inversión (gasto) de infraestructuras prevista por el plan del gobierno “apro-simonista”, (Vivienda Construcción y Saneamiento,y el de Transportes y Comunicaciones), estén encabezados por sendos personajes del “cogollo”. Esto no ayuda a mejorar la credibilidad en el presidente García. Si fuera él, llamaría a personas neutras capacitadas y expertas para ejecutar obras que duren muchos años y no se caigan a pedazos dentro de unos pocos…

    No es la ‘burocracia’ la que entrampa el buen desarrollo de proyectos…, es que los partidos gobernantes no tienen buenos cuadros de técnicos.

  3. Cephalio dice:

    ¿Pero qué es la “Economía Social de Mercado”? ¿Puede existir algo así, conocido también como “organización social de la economía de mercado”? ¿Es una concepción económica y social sólo aplicable a países desarrollados? ¿Es, acaso, un engendro sincrético? ¿O tiene una unidad de orden y de fin?

    En los ámbitos especializados, -quizá por la utilización del adjetivo “social” en las denominaciones mencionadas-, la discusión no es pacífica. Sin embargo, la historia de esta idea en nuestro país comienza, hasta donde he llegado a ver, con la Constitución Política del Perú de 1979, específicamente en su artículo 115, que decía: “La iniciativa privada es libre. Se ejerce en una economía social de mercado. El Estado estimula y reglamenta su ejercicio para armonizarlo con el interés social.”

    En el mismo sentido, la Constitución actual de 1993, cuestionada por algunos sectores, conserva aparentemente, en su artículo 58, similar propuesta a la del 79: “La iniciativa privada es libre. Se ejerce en una economía social de mercado. Bajo este régimen, el Estado orienta el desarrollo del país, y actúa principalmente en las áreas de promoción de empleo, salud, educación, seguridad, servicios públicos e infraestructura.”

    Algunos países,-entre ellos el Perú, como alguna vez escuché hace años anotar al autor del post-, que dicen tener formalmente el régimen económico de la “Economía Social de Mercado”, no lo tienen en término reales, ya que: o son países de una “Economía de Mercado” con rasgos sociales (basados en una filosofía individualista o “liberalismo social”: soberanía de los consumidores; mera coordinación de intereses individuales sin referencia a un sentido común) o ,si no, una “Economía de Planificación Central o Dirigida o Regulada” con rasgos de mercado o “socialismo liberal”(basados en una filosofía colectivista: el “todo” desaparece también la responsabilidad personal).

    En la Constitución de 1979, la introducción de la frase “Economía Social de Mercado” fue “casual”; fue hechura tanto del APRA como del PPC, que concibieron esta expresión como una solución de compromiso. O sea, un sincretismo fruto de negociación política. Los constituyentes apristas exigían una ‘economía social’, mientras que los pepecistas una ‘economía de mercado’. Para llegar a un acuerdo que permitiera aprobar la Constitución dentro del plazo fijado por el Gobierno Revolucionario de las Fuerzas Armadas, entre las dos primeras mayorías de la Constituyente del 78 hicieron una transacción redaccional: “economía social de mercado”…

    Según el profesor Brunke, la experiencia y reflexión teóricas de los padres y ejecutores de la economía social de mercado en Alemania fueron conocidas a posteriori de este hecho fortuito…

  4. Eduardo Leon Desmaison dice:

    Lo escribiría en sencillo, como para que me entiendan los “Gregorio Huamán” del Perú – sin ánimo de irrespetar por cierto:

    La descentralización en el manejo de los recursos del Estado es tan vital como la vigencia de una Contraloría y un Poder Judicial no sólo decentes sino que justos y eficientes.

    Así como Toledo quizo hacer con el humilde pueblito andino donde nació, -nunca supe si le hizo obra o no; departamento por departamento o región por región identificar las necesidades más apremiantes y comprometer el uso de los recursos en planes concretos y firmados por los responsables.

    La gente se aburrió de “escuchar”, necesita ver resultados en obras de bien común. No le interesa conocer sobre la “economía social” o “economía de mercado”, ya ésto lo han escuchado muchas veces.

    Hay un espacio muy pobre llamado Petare en la ciudad de Caracas,conformado por 149 barrios populares; se decía dominio chavizta, espacio violento de la sociedad. El actual joven alcalde perdió las elecciones alcaldicias hace 4 años, pero comprometido continuó trabajando y se ganó a la gente. Miren que el triunfo de este señor, Carlos Ocariz a la alcaldía de Petare fue fundamental para las recientes elecciones de gobernadores y alcaldes en Venezuela.

    No habla mucho ni va con rodeos, se le ve en las calles trabajando, levantando basura, construyendo plazas y zonas deportivas, organizando eventos populares…

    Los partidos políticos perdieron credibilidad; – es el ejemplo del venezolano Carlos Ocariz el que hay que analizar.

  5. Henry Quispe dice:

    Quisiera preguntar a todos los que autorizan el despilfarro de recursos públicos en publicidad, propaganda indirecta, de “planes”, “logros”, “obras públicas a medio hacer”, “campañas…”, “anuncios históricos”, etc., si ellos (Presidente de la República, Presidente del Consejo de Ministros, Ministros, Congresistas, Pesidentes de Región, Alcaldes Provinciales o Distritales) ¿lo conciben como parte de una “política social” acorde con los principios de la economía social de mercado…?

    ¿Y LA AUSTERIDAD EN EL GASTO PÚBLICO…? ¿Otro “gesto histórico” de y sólo para comienzos de régimen? ¿Las cosas cambian porque se acercan dos “tandas” de elecciones? ¿”Amor al chancho o a los chicharrones”? ¡¡Qué incertidumbre!!

    ¿No sería mejor invertir esos dineros de todos los peruanos, EN BENEFICIO PARA TODOS LOS PERUANOS, es decir, en mejorar algunas de las instituciones básicas para que funcionen con mayor eficacia y eficiencia? Por ejemplo, salud, Poder Judicial, Policía, atención al público sin colas…, sin “peloteos” de una dependencia a otra, etc.

    ¿Es parte del plan “Anticrisis” mantener fuera de la crisis el sector “publicitario” del país? ¿Quiénes necesitan de la publicidad? ¿Los que forman la opinión pública?

    ¿Los peruanos seguimos siendo tan ingenuos como en 1985? Si es así, MVLL puede invocar con éxito la herencia del título de “nubenauta”, solo que del siglo XXI, pues las metáforas del sida o del cáncer terminal son más lentas en su actuar que la de la gangrena a la que pareciera estar avalando tácitamente…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: