Sociedad Amantes del País

Inicio » Opinión » Transportistas que sacan “la vuelta” al Perú

Transportistas que sacan “la vuelta” al Perú

VÍDEO: TRIBUTO AL PERÚ

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN QUECHUA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN ASHANINKA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN AYMARA

HIMNO DEL PERU VERSION HEAVY METAL

a

Archivos

Mapa de visitas

Calendario

enero 2009
L M X J V S D
« Dic   Feb »
 1234
567891011
12131415161718
19202122232425
262728293031  
La responsabilidad sobre el contenido de los artículos corresponde a sus respectivos autores, no representa necesariamente la opinión institucional de la Sociedad Amantes del País.

Traductor en línea


directorio de weblogs. bitadir
Blogalaxia
Peru Blogs

Estadísticas del Blog

  • 495,187 hits

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir gratuitamente notificaciones de actualización de este blog. Luego haga click en 'suscribirme'.

Únete a otros 87 seguidores

Síguenos en facebook

 boletos1

El otro día me vi en la necesidad de cumplir una promesa: la de ir al centro comercial Polvos Azules, que está ubicado cerca de la Av. 28 de Julio en el centro de Lima, para buscar unos casettes de Nintendo (originales, por si acaso, solo que de segundo uso pues ya no los fabrican) para mi hijo. Una tarea agobiante por el calor, la cantidad de gente y la falta de seguridad en la zona. Pero, ¡promesa es promesa!

Pensando que sería mejor ir hasta allá sin auto, mi esposo, mi hijo y yo nos dirigimos a un paradero en la Av. Javier Prado. Subimos a una cúster de la línea C que recorre la ruta Callao-Ate, y que nos dejaría cerca de este controvertido mercado.

Sentada junto a mi hijo, buscando hacer el viaje más ameno y tratando de olvidar los empujones, los gritos, las múltiples paradas y el piso mojado del bus con kerosene, gracias al cual resbalé y casi salgo disparada, le pedí a mi esposo y a mi hijo sus boletos -los que nos acababa de dar el cobrador-  para jugar a ver si ellos adivinaban cuál número del ticket iba antes y cuál después.

Grande fue mi sorpresa cuando luego de juntar los boletos traté de ponerlos en orden correlativo, no importaba si fuera ascendente o descendente. ¡Oh, tres veces Oh!, ¡los tres boletos tenían el mismo número!

El asunto me dejó atónita. Esto de entregar boletos con la misma numeración no hace más que reiterar la precaria calidad del servicio que prestan algunos transportistas y la falta de control de las autoridades pertinentes.

Me pregunto ¿qué pensarán estos señores del volante?, ¿creerán acaso que pueden jugarle al país de la misma forma en que conducen sus vehículos por las calles de Lima: sacándole la vuelta al semáforo y haciendo carreras, evitando parar en los paraderos para dejar a los pasajeros? ¿no es una competencia desleal con los transportistas que sí cumplen con sus obligaciones?

¿No tendrán algo que decir las autoridades, como por ejemplo el Ministerio de Transportes, o la SUNAT que debe encargarse de fiscalizar a las empresas de transporte urbano? ¿Tendrá esto alguna implicancia en la aplicación del SOAT frente a un accidente? 

Al cierre de esta nota puedo contarles, con mucha decepción, que esta dolosa práctica de imprimir talonarios de boletos con la misma numeración se está generalizando entre los transportistas de la capital; prueba de ello es la foto que acompaño a este artículo donde presento otros juegos de boletos con estas mismas características.

 Tatiana Coello

Anuncios

3 comentarios

  1. Walter Brunke dice:

    La mal entendida “viveza” parece estar enseñeorando más allá de los ámbitos usualmente señalados por los medios de comunicación masivos.

    Es innegable que la política económica introducida en 1990 por el entonces presidente Alberto Fujimori, continuada, matices más, matices menos, por los siguientes gobiernos hasta el presente, ha tenido y tiene cierto éxito en cuanto al crecimiento económico sostenido por nuestro país. Evidentemente, la economía de mercado produce más y mejor que una economía dirigida o del tipo socialista. Esto está demostrado por la historia económica mundial del siglo XX.

    Sin embargo, lo paradójico es que dicho crecimiento vino y sigue viniendo acompañado por un decrecimiento proporcionalmente sostenido en materia ética, contaminando severamente con vicios grandes y pequeños la atmósfera y el “medio ambiente social” de vastos sectores de la ciudadanía.

    En conclusión, me preocupa que si bien estamos “aprobados” en términos macroeconómicos, estemos ostensiblemente “desaprobados” en términos macro y microsociales. Lo cual indica que las políticas sociales gubernamentales no producen buenos resultados (salvo cifras, gestos pregonados como históricos, pero sin calidad ni eficacia ni eficiencia deseables). De allí se puede inferir que el mandato constitucional de establecer un orden de economía social de mercado no está todavía en vigencia en nuestro país. ¿Por qué? Se me ocurre una explicación: confunden el concepto de economía social de mercado con la simple economía de mercado con Estado regulador…, dentro de los moldes vagos del neoliberalismo reformista de la creencia en la “espontaneidad” del mercado.

    De allí que no faltará quien diga, erróneamente desde el punto de vista de la genuina organización social de la economía de mercado: “entonces hagamos más regulación y tengamos más Estado”… Sinceramente, pienso que si se va por esa vía, -como lo plantean el Partido Nacionalista Peruano o el Humanista del premier Yehude Simon-, tampoco solucionaremos los viejos problemas del Perú y, de seguro, se empeorarán las cosas inclusive en el plano macroeconónico que tanto esfuerzo nos ha costado reconstruir a todos los peruanos.

  2. Luis dice:

    El hecho que cada vez más peruanos vean en la “criollada” una forma de vida se debe a la ausencia de formación en los hogares, en la herencia de resentimiento dejada por el discurso de Juan Velasco Alvarado en el corazón de muchos peruanos, la misma que hoy vuelven a asuzar los seguidores de Ollanta Humala y su mal llamado Partido Nacionalista, y en la carencia de autoridad de los funcionarios del Estado, ya que muchos de ellos la perdieron merced a sus actos corruptos o simplemente no conocen lo que es hacerse de autoridad por el ejemplo de vida.
    La ausencia de autoridad puede verse a diario -por ejemplo- entre la Policía Nacional. Lamentablemente muchos de sus miembros no hacen respetar la ley ni las buenas costumbres porque no conocen realmente qué es bueno y qué es incorrecto (nadie les ha enseñado y para ellos es aceptable la “viveza” del mal chofer, por citar un caso); o no hacen respetar la norma porque ayudar a otros a salir bien librados después de quebrantarla les reditúa un “sencillo”.
    Y para reirnos un poco, en nuestro país se ha llegado a justificar el que las autoridades se corrompan diciendo: “es que ganan tan poco”, y si ganan tan poco ¿por qué se meten a servir? ¿es que la pobreza puede ser argumento para tapar la corrupción? ¿dónde estamos?

  3. Amador dice:

    Esquisíta la observación dada, lamentablemente la sociedad no le da importancia a estos acontecimientos, ya que sólo les importa llegar a su destino sin importar el trato que le den. Esto viene acompañado con que muchas veces ni siquiera piden su boleto a pesar que es un derecho. Algo tengo que rescatar y que ocurre en el servicio público, me atrevo a decir con cierto optimismo que casi el 90% cumple con lo del “asiento reservado” ya sea que parta del mismo ocupante del asiento o del más proximo a él. Otra de las cosas que está prosperando es el uso del cinturón de seguridad por parte del co-condutor aunque de manera desfavorable ocurre con el conductor. Este artículo me hizo recordar algo que aparece en muchos boletos del transporte público y que me hace sonreir: “usted viaja seguro gracias a seguros La Positiva” y al momento recordar la forma salvaje en que conducen.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: