Sociedad Amantes del País

Biblioteca del Presidente Billinghurst

Alexis R. Arévalo Vergara, investigador de la Sociedad Amantes del País, reflexiona brevemente sobre la trayectoria académica del Presidente Guillermo E. Billinghurst (1851-1915), quien fuera Presidente de la República del Perú desde el 24.IX.1912 hasta el 4.II.1914, fecha del golpe de Estado perpetrado por Óscar R. Benavides, Jefe del Estado Mayor del Ejército, quien luego lo reemplazaría.

billinghurst

El Presidente Billinghurst fue muy querido por los grupos obreros y sindicatos textiles, por motivo de haber mejorado su calidad de vida a través de diversas normativas laborales; lo que demostró de forma palpable la preocupación que tenía el Presidente por las clases trabajadoras.

La vena intelectual de Billinghurst resulta muy fascinante; ya que, pese a no recibir una educación formal, fue un eximio autodidacta, llegando a traducir varias obras famosas del inglés y publicar otras de su autoría, especialmente referidas al sur del Perú; estas fueron:

  • Rápida ojeada sobre la cuestión del salitre (1875).
  • Corona fúnebre de Alfonso Ugarte (1880)
  • Reconocimiento militar del río Desaguadero y de la altiplanicie andina (1880).
  • Estudio sobre la geografía de Tarapacá (1886).
  • Condición legal de los peruanos nacidos en Tarapacá (1887).
  • El abastecimiento de agua potable del puerto de Iquique (1887)
  • Los ferrocarriles salitreros de Tarapacá (1888).
  • Los capitales salitreros de Tarapacá (1889).
  • Reglamento de exploraciones agrícolas en la montaña (1898).
  • Legislación sobre salitre y bórax en Tarapacá (1903).
  • Documentos relativos al ferrocarril de Patillos (1908).
  • Irrigación por medio de pozos artesianos (1909).
  • Discurso programa (1912).
  • A la nación (1915).

Las preguntas que nos vienen a la mente son: ¿Cuáles fueron sus bases académicas? ¿Sobre que sostenía sus investigaciones? Para tener una respuesta, y sabiendo que  Billinghurst, era un autodidacta, debíamos necesariamente ubicar su biblioteca y consultarla. En tal sentido, indagando sobre ello, descubrimos que los descendientes directos (Fam. Billinghurst Jakoby) habían donado el patrimonio histórico de su afamado antepasado a favor del “Museo Electoral y de la Democracia” (Sito en Av. Nicolás de Piérola 1070, Cercado de Lima). El Museo cuenta también con un Archivo, que se ubica en sus sótanos y que es de acceso restringido.

museo

Se ha tenido oportunidad de revisar el citado archivo, y se concluye que lo donado solo se refiere a libros, y no cartas u otros documentos, pertenecientes a la Biblioteca personal de Presidente Billinghurst. La pequeña biblioteca, o lo que quedó de ella luego de más de cien años desde el derrocamiento del Presidente autodidacta, son solamente 56 libros, de estado regular, y que detallamos a continuación:

Nro. Autor Título Ciudad Editorial Año Páginas
01 Bordas, Luis Compendio de gramática italiana formado sobre los mejores autores París Librería de Garnier Hnos. 1885 232
02 Holtzendorff, F. von Principios de Política. Introducción al estudio de la ciencia política contemporánea Madrid Librería de Fernando Fé 1888 393
03 Renán, Ernesto / Las Erre, E. Vida de Jesús / El evangelio según Renán. Refutación escrita Valparaíso Imp. Y Lib. Del Mercurio 1864 330 / 42
04 Markham, Clements R. Historia del Perú Lima Imp. De la Equitativa 1895 332
05 Galdámes, Luis Estudio de la Historia de Chile Santiago de Chile Imp. Universitaria 1911 520
06 Echegaray, Eduardo de Diccionario general etimológico de la Lengua Española. Edición económica, arreglada del Diccionario etimológico de D. Roque Barcía, del de la Academia Española y de otros trabajos importantes de sabios etimologistas, corregida y aumentada considerablemnente. Tomo I. Madrid José María Faquineto, Ed. Alvarez Hnos., Impresores. 1887 775
07 Echegaray, Eduardo de Diccionario general etimológico de la Lengua Española. Edición económica, arreglada del Diccionario etimológico de D. Roque Barcía, del de la Academia Española y de otros trabajos importantes de sabios etimologistas, corregida y aumentada considerablemnente. Tomo II. Madrid José María Faquineto, Ed. Alvarez Hnos., Impresores. 1887 904
08 Echegaray, Eduardo de Diccionario general etimológico de la Lengua Española. Edición económica, arreglada del Diccionario etimológico de D. Roque Barcía, del de la Academia Española y de otros trabajos importantes de sabios etimologistas, corregida y aumentada considerablemnente. Tomo IV. Madrid José María Faquineto, Ed. Alvarez Hnos., Impresores. 1889 1024
09 Echegaray, Eduardo de Diccionario general etimológico de la Lengua Española. Edición económica, arreglada del Diccionario etimológico de D. Roque Barcía, del de la Academia Española y de otros trabajos importantes de sabios etimologistas, corregida y aumentada considerablemnente. Tomo V y último. Madrid José María Faquineto, Ed. Alvarez Hnos., Impresores. 1889 792
10 Mir, Miguel Historia de la Pasión de Jesucristo Madrid Estab. Tip. Sucesores de Rivadeneyra de la Real Casa 1893 632
11 Camoens, Luis de Los Lusíadas Madrid Luis Navarro, Editor 1887 456
12 Lehmann, Bernhard Método de Ollendorff. Clave de la gramática alemana al uso de los españoles o traducción correcta de los ejercicios Francfort del Mein Carlos Juegel, Editor 1876 224
13 Claretie, Leo Historia de la literatura francesa (900-1900) Tomo segundo. Desde el siglo XVIII hasta fines del XIX París Soc. de Ediciones literarias y artísticas. Librería Paul Ollendorf 1911 1207
14 Finot, Juan Filosofía de la longevidad Madrid La España moderna ? 252
15 Stiglich, Germán Geografía comentada del Perú. Censo universitario recomendado por el Ministerio de Instrucción Lima Casa Editora San Marti y Cía. 1913 412
16 Insgram, John Kells A history of political economy Edinburgh Adam & Charles lack 1888 250
17 Blanqui Histoire de l’economie politique en Europe depuis les anciens jusqu’a nos jours París Libraire Guillaumin et Cie. 1882 511
18 López, Vicente F. La novia del Hereje ó la Inquisición de Lima Buenos Aires A.V. López, Editor ? 703
19 Burguess, Juan W. Ciencia Política y Der. Constitucional Comparada. Soberanía y Libertad Madrid La España moderna. Est. Tip. De Idamor Moreno ? 320
20 Beltrán Y Rozpide, Ricardo Los pueblos hispanoamericanos en el siglo XX. Cuarto trienio 1910-1912 Madrid Imp. Del Patronato de Huérfanos de Intendencia é Intervención de militares 1913 309
21 Burgess, Juan W. Ciencia política y Derecho Constitucional comparado. Tomo II y último Madrid La España moderna. Imp. De Gabriel L. Horno ? 428
22   Diccionario geográfico peruano y almanaque de “La Crónica” para 1918 (* Santos del día y efemérides) Lima Casa Editora N. Moral 1918 490
23 Schwabe, William Tratado de Terapéutica Homoepática desde el punto de vista de la medicina actual, inspirado en la nueva literatura homoepática nacional y extranjera. Tomo I Leipzig Dr. William Schwabe. Imp. Breitkopf y Haertel 1909 656
24 Schwabe, William Tratado de Terapéutica Homoepática desde el punto de vista de la medicina actual, inspirado en la nueva literatura homoepática nacional y extranjera. Tomo II Leipzig Dr. William Schwabe. Imp. Breitkopf y Haertel 1909 1432
25 Baginsky, Adolfo Tratado de enfermedades de los niños para médicos y estudiantes. Tomo I. Madrid Lib. Ed. D. Carlos Baily – Bailliere 1891 525
26 Baginsky, Adolfo Tratado de enfermedades de los niños para médicos y estudiantes. Tomo II. Madrid Lib. Ed. D. Carlos Baily – Bailliere 1892 553
27 Fouillé, Alfredo Historia de la Filosofía. Tomo I Madrid La España Moderna 1894 352
28 Fouillé, Alfredo Historia de la Filosofía. Tomo II Madrid La España Moderna 1894 400
29 Schmitt, Jacobo Explicación del catecismo de la doctrina cristiana acomodado a la clase media y superior de las escuelas elementales. Vol III Friburgo de Brisgovia B. Herder Librero Editor Pontificio de los medios de obtener la gracia 1904 703
30 Altamira y Crevea, Rafael Historia de España y de la civilización española. Tomo I Barcelona Herederos de Juan Gili, Editores 1909 659
31 Altamira y Crevea, Rafael Historia de España y de la civilización española. Tomo II Barcelona Herederos de Juan Gili, Editores 1909 557
32 Altamira y Crevea, Rafael Historia de España y de la civilización española. Tomo III Barcelona Herederos de Juan Gili, Editores 1909 745
33 Altamira y Crevea, Rafael Historia de España y de la civilización española. Tomo IV Barcelona Herederos de Juan Gili, Editores 1911 556
34 Gide, Charles Curso de economía política París Librería de la Vda. De Ch. Bounet 1928 891
35 Proudhon, P.J. El Estado. La dignidad personal (Estudios de Filosofía Práctica) Valencia F. Sempere y Ca. Ed. 1909 2015
36 Chernoviz, Pero Luis Napoleón Guía médica que contiene la descripción de los medicamentos, las dosis, las enfermedades en que se emplean, un compendio alfabético de las aguas minerales, una selección de las mejores fórmulas, un Memorial terapéutico y muchos datos útiles. Tomo II. París Lib. De R. Roger y F. Chernoviz 1913 2238
37 Tolhausen, Louis Nuevo Diccionario de Bolsillo. Español-Francés y Francés-Español Leipzig Bernhard Tauchnitz 1899 206
38 Palenzuela, Román y Carreño, Juan de la C. Clave de los ejercicios contenidos en el método para aprender á leer, escribir y hablar Nueva York D. Appleton y Co. 1914 112
39 Vizconde de Wildik Novo Diccionario Hespanhol-Portuguez e Portuguez-Hespanhol com a pronuncia figurada em ambas linguas. Parte Primera Hespanhol-Portuguez París Garnier Irmaos Livreiros-editores. 1897 847
40 Tafelmacher, Augusto y Poenisch, Ricardo Elementos de matemáticas. Tomo I. Jeometría (sic) correspondiente del 2° y 3er año de Humanidades Santiago de Chile Imp. Lit. I Encuadernación Barcelona 1904 133.
41 Gil de Zárate, Antonio Manual de Literatura. Principios Generales de Poética y Retórica París Lib. De Garnier Hnos. 1865 694
42 Reclus, Onésimo y Eliseo Novísima Geografía Universal. Tomo I – Europa Madrid La Editorial Española-Americana ¿? 512
43 Reclus, Onésimo y Eliseo Novísima Geografía Universal. Tomo II – Asia Madrid La Editorial Española-Americana ¿? 624
44 Reclus, Onésimo y Eliseo Novísima Geografía Universal. Tomo III – África Madrid La Editorial Española-Americana ¿? 538
45 Reclus, Onésimo y Eliseo Novísima Geografía Universal. Tomo VI – América del Norte Madrid La Editorial Española-Americana ¿? 500
46 Reclus, Onésimo y Eliseo Novísima Geografía Universal. Tomo V – América Central y del Sur Madrid La Editorial Española-Americana 1907 536
47 Lubbock, John La dicha de la vida Valencia F. Sampere y Compañía, Ed. 1909 225
48 Moreno Villena, Pedro Tratado de Economía, Política, o Fiolofía del Trabajo Valencia Imp. De Salvador Amangós 1874 439
49 Velásquez de la cadena, Mariano A new pronouncing Dictionary of the Spanish and English Languages. First Past Spanish-English. Nueva York D. Appleton and Co. 1900 766
50 Toro y Gómez, Miguel de Novísimo Diccionario Latino-Español de Salvá París Garnier Hnos. Libreros Editores 1895 1101
51 Salvá, Vicente Nuevo Diccionario Francés-Español y Español-Francés con la pronunciación figurada en ambas lenguas París Librería de Garnier Hnos. 1880 650
52 Figuier, Luis Conócete á ti mismo, Tratado popular de Fisiología humana ósea explicación al alcance de todas las inteligencias. Tomo I Barcelona Imp. Y Lib. Religiosa y Científica del heredero de D. Pablo Riera 1881 574
53 Grégoire, Luis Diccionario enciclopédico de Historia, biografía mitología y geografía. Tomo I París Lib. De Garnier Hnos. 1891 1138
54 Grégoire, Luis Diccionario enciclopédico de Historia, biografía mitología y geografía. Tomo II París Lib. De Garnier Hnos. 1891 1258
55 Funk, Isaack A standard Dictionary of the English Language Vol. I A to L. Nueva York Funk &Wagnalls Co. 1900 1060
56 Funk, Isaack A standard Dictionary of the English Language Vol. II M to Z.. Nueva York Funk &Wagnalls Co. 1900 2316

Como observamos, las materias son diversas, lo que demuestra el vasto bagaje de conocimientos a los que tenía libre acceso Billinghurst; asimismo, los muchos diccionarios (inglés, portugués, francés) permitieron al Presidente no verse limitado respecto a informaciones mundiales actualizadas. Concluimos que, tuvo amplia cultura y fue un buen conocedor de otras lenguas; por lo que no sorprende su vena académica ni la publicación de sus muchas obras.

San Isidro, 28 de noviembre de 2016.

 

 

El Perú y las Cortes de Cádiz

Alexis R. Arévalo-Vergara

Imagen

El Excmo. Sr. D. Juan Carlos Sánchez Alonso, Embajador de España en el Perú; el Sr. D. José Antonio Hernández de Toro, Director de la Organización de Estados Iberoamericanos, y el Dr. D. José de la Puente Brunke, Director del Instituto Riva-Agüero, tuvieron a bien invitarme, el martes 21 de mayo de 2013, a la Casa Riva-Agüero, por motivo del acto de presentación del video documental “El Perú y las Cortes de Cádiz” producido por el destacado cineasta peruano Augusto Tamayo San Román.

El acto coincidió con la celebración del sexagésimo sexto aniversario de la fundación del Instituto Riva-Agüero, institución académica adscrita a la Pontificia Universidad Católica del Perú, la cual se encuentra avocada a la investigación y difusión de la cultura de nuestro país.

El evento estuvo concurrido por distinguidas personalidades del mundo académico y diplomático. De la Puente, en calidad de Director del referido Instituto y anfitrión de la velada, fue el primero en tomar la palabra, señalando que la presentación del video documental formaba parte de un ambicioso plan ([1]) en vistas a la conmemoración del bicentenario de la independencia nacional. Asimismo, expresó sus sinceras felicitaciones al cineasta Tamayo, por su entusiasmo en el proyecto y pasión por la historia del Perú.

El video documental tiene como principal fin su retransmisión en la televisión peruana y en los colegios a nivel nacional; buscando que así se recuerde la época de inflexión que vivió Hispanoamérica en los difíciles albores del siglo XIX.

El rasgo fundamental de estas Cortes fue que reunió a diputados provenientes de todos los confines del imperio español, tanto peninsulares como los provenientes de los reinos ultramarinos (Perú, México, Filipinas, etc.). Esta asamblea constituyente cumplió su cometido democrático de reunir a representantes de ambos hemisferios, reconociéndose, para orgullo del Perú, que nuestros diputados ([2]) tuvieron una destacadísima participación en los debates y elaboración de la Constitución gaditana de 1812; siendo quizás, el más memorable de todos ellos, el distinguido abogado limeño Dr. D. Vicente Morales Duárez ([3]), quien llegó a ocupar el cargo de Presidente de las Cortes de Cádiz, el 24 de marzo 1812. Fue éste el único peruano en toda la historia virreinal que llegó a ocupar el más alto cargo dentro de la administración pública española, recibiendo el tratamiento especialísimo de “majestad”. Su misteriosa muerte, posterior a un sarao en la residencia del Duque de Wellington, lo privó de ver los resultados de su magna obra.

Las Cortes de Cádiz y la Constitución de 1812 resultaron ser pilares fundamentales en los sucesos que ya se estaban gestando en América y que finalmente desembocaron en la irremediable pérdida de dichos territorios que a la postre se erigirían en dignas Repúblicas.

En tal sentido, el video documental busca conmemorar estos trascendentales hechos de la historia, merecedores de todo elogio pues son prueba fehaciente de la fidelidad que tuvo Hispanoamérica, pueblo hermanado, que supo rebelarse contra los designios expansionistas de Napoleón. Esta alianza entre españoles y americanos se encuentra literalmente expresada en el artículo 1° de la Constitución de Cádiz de 1812, que señalaba que “la nación española es la reunión de todos los españoles de ambos hemisferios” ([4]); es decir, los peninsulares y los americanos.

Queda como conclusión final de esta estupenda velada la necesidad de reivindicar nuestros orígenes, no solo los de nuestras raíces indígenas sino también las españolas; ya que, el Perú es un pueblo mestizo por excelencia. Por lo tanto, deben fortalecerse los lazos entre todos los países hispanoamericanos, pese a las acostumbradas diferencias que suelen existir; y así como dijo Simón Bolívar, en una Carta del 24 de enero de 1821, dirigida al Rey Fernando VII de España, “es nuestra ambición ofrecer a los españoles una segunda patria, pero erguida… no abrumada de cadenas” ([5]).


([1]) El plan del Instituto Riva-Agüero está enfocado en la realización de un video documental por año hasta alcanzar el 2021; los videos están referidos al proceso independentista peruano entre ellos se puede citar:

– Año 2011: “Francisco de Zela, primer grito de libertad en el Perú”  (Cfr. https://www.youtube.com/watch?v=6-E8aj-XDBM)

– Año 2012: “La Rebelión de Huánuco 1812 – Juan José Crespo y Castillo” (Cfr. http://www.youtube.com/watch?v=UALA7oiyG94)

– Año 2013: “El Perú y las Cortes de Cádiz” y “La rebelión de los hermanos Paillardele en Tacna”

Los videos documentales pueden ser adquiridos comunicándose directamente con la empresa Argos Producciones Audiovisuales (http://www.argos.com.pe/ –  argos@argos.com.pe / T. (511) 9993 – 67012 / T. (511) 9994 – 48963)

([2]) Los diputados peruanos que firmaron la Constitución de Cádiz de 1812, fueron:

  1. Vicente Morales Duárez, diputado por el Perú.
  2. Dionisio Inca Yupanqui, diputado por el Perú.
  3. Ramón Feliu, diputado por el Perú.
  4. 4.     Antonio Zuazo, diputado por el Perú.
  5. 5.     Blas Ostolaza, diputado por el Reino del Perú.
  6. 6.     Francisco Salazar, diputado por el Perú.
  7. 7.     José Antonio Navarrete diputado por el Perú, secretario.
  8. 8.     Pedro García Coronel, diputado por Trujillo del Perú.
  9. Joseph Lorenzo Bermúdez, diputado por Tarma del Perú.

([3]) Fue Doctor en Leyes y Cánones por la Universidad de San Marcos;  Miembro de la Sociedad de Amantes del País; Asesor de los virreyes Francisco Gil de Taboada y Ambrosio O’Higgins. Elegido diputado a Cortes, integró la comisión de Constitución, lugar en donde abogó por la igualdad de peninsulares y criollos; en el acceso a los puestos de trabajo dentro de la administración central y en la mejora de las condiciones de los indios.

([4]) Art. 1° de la Constitución Española de 1812. Cfr. http://www.congreso.es/docu/constituciones/1812/ce1812_cd.pdf

([5]) Cfr. Simón Bolívar. Doctrina del Libertador. Caracas: Fundación Biblioteca Ayacucho, 1994, pp. 131-132. La carta señala lo siguiente: 39 El triunfo de la Revolución Liberal en España obligó a Fernando VII – entonces Monarca constitucional- a abrir negociaciones de paz con los patriotas hispanoamericanos. Con los enviados de la Gran Colombia que viajaron a Madrid – José Rafael Revenga y Tiburcio Echevarría-, el Libertador emitió una carta fechada en Bogotá el 24 de enero de 1821, en la cual ofrecía a la Metrópoli una reconciliación basada en el reconocimiento de la Independencia.

Bogotá, 24 de enero de 1821

A S.M. Católica el Señor Dn. Fernando VII,

Rey de las Españas.

Señor:

PERMÍTAME V.M. DIRIGIR al trono del amor y de la Ley el sufragio reverente de mi más sincera congratulación por el advenimiento de V.M. al imperio más libre y grande del primer continente del universo. Desde que V.M. empuñó el cetro de la justicia para los españoles y el iris de la paz para los americanos, se ha colocado V.M. en el vuelco de todos los corazones. Desde aquel día entró V.M. en el sagrario de la inmortalidad.

Paz, señor, pronunciaron los labios de V.M.; paz repetimos con encanto, y paz será, porque es la voluntad de V.M. y la nuestra.

Ha querido V.M. oír de nosotros la verdad, conocer nuestra razón y sin duda concedernos la justicia. Si V.M. se muestra tan grande, como es sublime el gobierno que rige, Colombia entrará en el orden natural del mundo político. Ayude V.M. el nuevo curso de las cosas y se hallará al fin sobre una inmensa cima, dominando todas las prosperidades.

La existencia de Colombia es necesaria, señor, al reposo de V.M. y a la dicha de los colombianos. Es nuestra ambición ofrecer a los españoles una segunda patria, pero erguida, pero no abrumada de cadenas. Vendrán los españoles a recoger los dulces tributos de la virtud, del saber, de la industria: no vendrán a arrancarlos de la fuerza.

Dígnese V.M. acoger con indulgencia los clamores de la naturaleza, que por el órgano de nuestros enviados hará Colombia al modelo y gloria de los monarcas.

Acepte V.M. los más humildes y respetuosos homenajes con que soy de V.M. su más atento y obediente servidor.

Señor,

SIMON BOLIVAR

Presentación del libro “LA INDEPENDENCIA DEL PERÚ”, del Dr. JOSÉ AGUSTÍN DE LA PUENTE CANDAMO

Por Alexis R. Arévalo-Vergara

fuente: Tatiana Coello    El miércoles 10 de abril de 2013,  se presentó, en la Sala Grau del Congreso de la República, el libro ‘La Independencia del Perú’ del destacado académico Dr. José Agustín de la Puente Candamo. La obra ha sido publicada por el Fondo Editorial del Congreso de la República y forma parte de la proyectada serie conmemorativa que el Congreso ha planeado publicar como parte de sus actividades por el Bicentenario de la Independencia de nuestro país.

En su obra,el Dr. De la Puente plantea una visión diferente a aquella historiografía20130408-invitacionidlp que ha propugnado desde siempre que el proceso independentista fue un fenómeno foráneo que llegó al Perú por obra y gracia de los Libertadores. De la Puente, considera que esta posición no es del todo correcta; debido a que, el mestizaje ya había forjado en nuestro país una inquebrantable unidad espiritual en la cual se conjugaban las herencias española e indígena. La idea de patria había calado en la conciencia de los hombres, y ya para la segunda mitad del siglo XVIII, había surgido un pensamiento ilustrado propio y auténtico.

Destacan entre los peruanos ilustrados de aquel temprano periodo:

1)     José Baquíjano y Carrillo, III Conde de Vistaflorida(1751-1817), precursor de la Independencia del Perú. Había sido 
 catedrático de la Universidad de San Marcos, lugar en donde impulsó la modernización del sistema de enseñanza a través del enciclopedismo. Apoyó el concepto de la libertad de prensa y fue Fundador de la Sociedad Amantes del País (1790); así como, un colaborador  permanente del Mercurio Peruano. De la figura de Baquíjano resalta su ‘Elogio al Virrey Jáuregui’, discurso dado en la Universidad de San Marcos en 1781, en el cual no solo daba la bienvenida al nuevo virrey sino que además planteaba su oposición a que la situación del Perú permaneciera igual que siempre.

2)     Toribio Rodríguez de Mendoza (1750-1825), es considerado el precursor ideológico de la independencia peruana;debido a que fue, un incansable sembrador de ideas a favor de la corriente emancipadora. En la cátedra sanmarquina impulsó a sus alumnos para que estudiaran la geografía e historia de nuestro país, pues creía que el Perú era una tierra feraz, un tesoro aún no conocido. Con respecto a los indios pensaba que eran dignos y que se les debía una recíproca amistad, nacida de la igualdad y alejada de cualquier maledicencia contra sus personas. Este pensamiento influyó grandemente en los debates del Primer Congreso Constituyente de 1822.

 3)     José Hipólito Unanue y Pavón (1755-1833),insigne precursor peruano, e igual que los anteriores, catedrático sanmarquino y miembro de la Sociedad Amantes del País. Como colaborador del Mercurio Peruano buscó fortalecer la idea de patria, presentando al Perú como una unidad no solo geográfica sino como una nación.

Finalmente, debemos señalar que la obra del Dr. José Agustín de la Puente Candamo logra develar cabalmente la real situación ideológica que vivía nuestro país en las postrimerías del virreinato y principios de la república. La conciencia de peruanidad como una unidad había surgido muchos años antes de la presencia de los Libertadores. Es por ello que recomendamos la adquisición de este interesantísimo libro que estamos seguros será provechoso para todo peruano que quiera conocer a profundidad los orígenes de nuestra querida patria.

LA TIRANÍA DE LAS TURBAS

Desde el “baguazo” a La Parada

Por Rosario Angles Saravia

Mayor de la Policía Nacional del Perú, Felipe Bazán, desparecido en acción el 05 de junio de 2009, durante el sangirneto ´baguazo´.

 

Salvaje agresión a un policía durante la intervención municipal en el ex mercado mayorista de La Parada.


Hemos sido estremecidos por las imágenes que retrataron el salvajismo de la turba, ensañándose con un policía que sólo cumplía con su deber, en un operativo en La Parada. Intentemos imaginar la macabra escena del asesinato a machetazos de 12 policías durante la toma de la Estación N° 6 del oleoducto Nor Peruano de Petroperú, por los 300 indígenas Awajún-Wampis en el “baguazo”.

La masa deshumanizada por la violencia que sucumbe a la irracionalidad, humilla y ultraja  a la autoridad y al Estado de Derecho. Lumpen, manifestantes o militantes de ideologías clasistas bolcheviques, con análogo recurso para oponerse, resistirse o reclamar; imponiendo el monólogo del abuso, el delito, la brutalidad y el crimen.

¿Cómo llegamos a este nivel de virulencia social? Aunque parezca un contrasentido, se ha cedido a la presión de los sectores izquierdistas y caviares permisivos con la violencia, que ha sido validada como mecanismo de protesta. Por décadas los socialistas se han dedicado a satanizar y desprestigiar a la PNP y FF AA mediática y judicialmente, deslegitimando su autoridad y absurdamente han acusado a las fuerzas del orden, de “criminalizar la protesta”, cuando la realidad demuestra que es exactamente al revés. Ante hechos cruentos, lejos de defender y promover el restablecimiento del orden y la aplicación de la ley, exigen atender los reclamos y “abrir espacios de diálogo”. Esta es la fórmula perfecta para que impere el caos y la anarquía, para que se imponga la dictadura de la turba, que ellos ha ayudado a implantar en nuestro país.

Los socialistas que gobiernan Lima, con Susana Villarán a la cabeza, y toda la izquierda nacional,  están comprobando que su receta, para afrontar un conflicto, sólo lleva al desastre. Socavar la autoridad de la policía la hace vulnerable y alienta la violencia, Ante la turba no se dialoga, porque se avala la coerción abusiva y el delito como mecanismo de presión. Para el resguardo de la seguridad pública, se aplica la ley con el uso legítimo  de la fuerza por parte del Estado. Los gobiernos tienen la obligación de garantizar la estabilidad y la seguridad de un orden social justo.

Los peruanos y sobre todo la izquierda no terminamos de entender que las relaciones entre bien común y bien particular no deben plantearse siempre en términos de enfrentamiento, como si el interés individual o de un grupo fuese incompatible con el bien de la sociedad  o como si supusiese una carga para los individuos. No es así.  El bien de la persona no se opone al de la sociedad, sino que forma parte de él. El bien común se construye con todos y para todos.

A propósito de la visita del barón Alexander von Humboldt a Cajamarca

La verdadera felicidad solo se halla en la tranquilidad del alma y no en las riquezas materiales

Por Alexis Arévalo

Cuenta la historia, que el afamado naturalista y explorador alemán barón Alexander von Humboldt (1769-1859), había venido a nuestro país con la intención de estudiar la flora y fauna de nuestras exóticas tierras. En su largo recorrido había llegado a la ciudad de Cajamarca a finales de 1802, en dónde escuchó, de varias fuentes, que aún residían en el lugar los descendientes directos del Inca Atahualpa, último amo y señor absoluto de estas hermosas tierras que le fueron arrebatadas por los conquistadores españoles.

Fue así como Humboldt, conoció al cacique Astorpilco, descendiente directo del Inca Atahualpa, quien lo recibió con los brazos abiertos. El cacique dispuso que su hijo, un joven de apenas 17 años, le enseñara las maravillas de un pasado lejano y las reminiscencias de un imperio que fue el más poderoso y rico de América.

“El hijo del cacique Astorpilco, agradable muchacho de 17 años, que me guiaba a través de las ruinas de su patria y del palacio de sus antepasados, había poblado su imaginación de seductoras imágines, en medio de su extrema pobreza. Figurábase una grandiosa magnificencia y tesoros amontonados bajo los escombros que íbamos pisando, contaba cómo uno de sus antepasados había vendado a su mujer los ojos en otro tiempo, y después de hacerle dar mil rodeos por caminos labrados en la peña, la había conducido a los jardines subterráneos del Inca” (1).

El joven Astorpilco le contó que su antepasada quedó deslumbrada con el jardín repleto de delicadas plantas y árboles frutales, aves posadas en las ramas todo hecho del más purísimo oro; e incluso se encontraban las perdidas andas del Inca Atahualpa. Pese a tal riqueza el marido le dijo a su mujer que no se podían llevar nada pues aún no había llegaba el tiempo anunciado en el que regresaría el imperio “y cualquiera que se apropiase de alguna de aquellas obras maravillosas, debía morir en la misma noche” (2).

Esta hermosa historia, queda como recuerdo y tradición de la familia cajamarquina de los Astorpilco, que por su romanticismo y añoranza al imperio de los incas fueron incluidos con especial aprecio en la obra “Breviario del Nuevo Mundo” de Humboldt. El barón alemán fascinado por tan maravillosa historia le preguntó al joven Astorpilco el porqué no se dedicaba a buscar esa herencia fabulosa que por derecho le tocaba; para su sorpresa el muchacho le respondió que los Astorpilco preferirían vivir pobres y tranquilos que a tener grandes riquezas y ser envidiados por sus parientes y vecinos.

“Dios es justo y bueno; mi padre tiene una chacra donde cultivamos. Esta llanura es fértil. Vivimos en la miseria pero con tranquilidad. Si tuviéramos árboles y frutos de oro macizo, seríamos odiados y perseguidos. Admiré esta moderación india y mis ojos se llenaron de lágrimas” (3).

Resulta interesante leer estas líneas ya que nos muestra un lado más humano del estudioso alemán que perennizó esta hermosa historia para la posteridad. El amor de los indios por su amada tierra resulta encomiable, y demuestra que las tradiciones incas aún se mantenían frescas en sus memorias; guardando además en su corazón, buenos valores y grandes anhelos, en los que la verdadera felicidad solo se halla en la tranquilidad del alma y no en las riquezas materiales.

Fuentes:
(1)   Humboldt, Alejandro de. Breviario del Nuevo Mundo. Caracas: Biblioteca Ayacucho, 1993, p. 121.
(2)   Loc. Cit.
(3)   Núñez Hague, Estuardo y Petersen Gaulke, Georg. Alexander von Humboldt en el Perú. Diario de viaje y otros escritos. Lima: Fondo Editorial del Banco Central de Reserva del Perú/ Tarea Gráfica Educativa, 2002, p. 69.

UNA TARDE EN EL JARDÍN BOTÁNICO DE SAN FERNANDO EN LIMA, UNA HISTORIA DE ABANDONO

Imagen
Desde hace ya muchos años vengo a dar clases a la Universidad Nacional Mayor de San Marcos; es una actividad que me honra porque me imagino que de alguna forma, es la continuidad de mis predecesores Hipólito Ruiz, José Pavón y Juan José Tafalla. Soy botánico y por ello me interesa esta ciencia en todos sus aspectos y cómo no, también en el histórico. Mi esposa, también botánica, me acompaña en investigaciones, clases y visitas, y aunque es peruana, no deja de criticar y entristecerse por lo que ven sus ojos sobre su país, que muchas veces no corresponde con el ambiente culto y refinado que debería ofrecer en el siglo XXI.

En esta ocasión, nuestro amigo, casi de la adolescencia, José Campos de la Cruz, excelente conocedor de la flora del Perú, concertó una cita el viernes 10 de agosto de 2012 con una autoridad de la Facultad de Farmacia de la mencionada Universidad relacionada con la Botánica, con el jardín botánico y con las colecciones de antiguos botánicos que se “conservan” en esa Facultad. La cita nunca se produjo, lo cual era una premonición de lo que estaba ocurriendo adentro.

Entramos en la Facultad de Farmacia que limita con el Jardín Botánico de Lima. Me llamó la atención el busto polvoriento de Augusto Weberbauer, quien inicia los estudios de la vegetación peruana en el siglo XX; junto a él estaba la puerta de acceso al “Gabinete de Atención Farmacéutica”. Pedí permiso para entrar a ver las colecciones de aparatos de Farmacia y antiguos medicamentos que ahí se encontraban. Mi impresión no puede ser más negativa, tal vez por el hecho de ser yo también farmacéutico: piezas rotas, desordenadas y con una buena capa de polvo que las hacía difícilmente reconocibles. Al entrar al jardín botánico recibimos la intervención de alguien que se hacía llamar “jefe de vigilancia” que intentó discriminar, con agresividad y educación impropias dentro del recinto de una universidad, quién de nosotros era sanmarquino y quién no. La cuestión es que mi esposa hizo algunas fotos del jardín y él no quería que nadie supiese de las talas incontroladas y podas con falta de técnica que estaban sucediendo en gran parte de los árboles centenarios del jardín. Como esta persona dijo, “podríamos ser terroristas”. Los árboles se están talando porque se caen debido al riego desmedido que sufren por parte de jardineros faltos de especialización. Las raíces se pudren y las maderas caídas, ¿acabarán rellenando algo más los bolsillos de quienes puedan venderlas?…alguien nos apuntó que algo así sucedía.

El fondo de todo ello es la escasa dimensión y conciencia históricas de la sociedad peruana. Pues bien, este jardín botánico adherido, por no decir invadido, por la Facultad de Farmacia, es el más antiguo del Continente Americano. Fue fundado el 18 de marzo de 1787 por Juan José Tafalla Navascués (Corella, Navarra, España, farmacéutico e hijo de farmacéuticos), que formó parte de la expedición de Hipólito Ruiz y José Pavón enviada al Perú y Chile por el rey Carlos III, y que fue el primer catedrático de Botánica de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos. La Botánica y la Farmacia en San Marcos está claro que llegaron a ser mucho más prestigiosas que hoy día, pues Tafalla logró realizar el primer estudio sobre las plantas de la República de Ecuador, viajó con Humboldt y Bonpland, exploró los bosques de Huánuco con Tadeo Haencke y Luis Neé de la expedición Malaspina, y también las lomas de Camaná (Arequipa).

Sin embargo, Tafalla, su jardín botánico y su obra para el Perú están enterrados en el abandono y el olvido, y los árboles centenarios de la época virreinal talados sin sentido por una administración negligente en grado máximo y cuya sensibilidad cultural brilla por su ausencia.

Tras Tafalla, la dirección del jardín botánico pasa por varias figuras, algunas de ellas destacadas en el ámbito científico peruano: Evaristo de los Ríos, Antonio Raimondi, Augusto Weberbauer y Ramón Ferreyra. Entre 1932 y 1942 sufre su primera década de abandono, hasta que en este último año el rector Godofredo García junto con el Decano de la Facultad de Medicina intentan restaurarlo con la asesoría de Thomas Goodspeed, Augusto Weberbauer y Félix Woytkowsky. Tras la dirección de Ramón Ferreyra sufre 36 años de abandono hasta que en 1996 el Dr. José Gómez Carrión toma la dirección de los jardines de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

A nuestro paseo se unió el Dr. Gómez Carrión, quien ha dedicado 50 años a San Marcos, y que nos fue indicando los árboles más importantes del jardín, los que estaban y los que ya habían sido eliminados y sumidos en el olvido. Siempre recordaré la imagen de un algarrobo español impresionante que vi hace años y del cual ya no queda más que su base arrancada, que debió ser con una crueldad inconmensurable. José nos contó cómo se habían retirado del jardín unas 200 toneladas de basura y sacrificado 1700 ratas (¿cómo es posible imaginar esto al lado de la Facultad de Farmacia, alma de la profesión representada por la diosa griega Higea?), mientras visitábamos los entristecidos invernaderos donde había experimentado el tan conocido Antonio Raimondi, cómo construyó las jardineras, conservó las instalaciones de acequias de la época virreinal renovando el sistema de riego, trajo plantas de diferentes lugares del Perú e intentó difundir la riqueza del jardín en Lima para el disfrute de los ciudadanos. Evidentemente, la gestión actual de la universidad ha preferido revelar del cargo su brillantez, su sensibilidad, su amor por la Naturaleza y su entrega por algún motivo político de la mano de un superficial pragmatismo económico. No es extraño, pues hace apenas 2 años San Marcos intentó cercenar una parte del Museo de Historia Natural, pasando por alto sus espacios y sus colecciones.

Sirva este artículo para denunciar la barbarie de la incultura que planea sobre la universidad más antigua de las Américas, y pedir el mantenimiento de su patrimonio histórico; que cuando lleguemos al Perú podamos ver a los peruanos como auténticos patriotas que luchan en beneficio de su país y no como destructores de su propia historia. Un árbol también es un monumento, también es historia, y los jardines botánicos están para dar a conocer la Naturaleza, evitar la pérdida de la biodiversidad, y ser un pulmón de bienestar en el interior de una ciudad.

Se hizo de noche; confieso mi indignación. Tampoco pudimos tomar con libertad un taxi; es un barrio tan contaminado por los humos como por la miseria humana. No me atrevo a decirlo porque no soy de este país y mi esposa tampoco vive en él; pero ¿tendrá que ver en ello la Municipalidad o el Estado, o la negligencia de todos? Lo cierto es que siempre oigo a los turistas decir que lo último del Perú que quieren visitar es Lima por su contaminación, su inseguridad, y por alguna que otra tonelada más de basura. Pero ahí lo tienen, nuestros amigos José Gómez Carrión y José Campos de la Cruz, apuestan porque esto no sea así y San Marcos debería empezar por ayudar a Lima a ser más culta y a replantearse su forma de actuar sobre sus áreas verdes y en especial sobre el histórico Jardín Botánico de San Fernando de Lima.

 

Antonio Galán de Mera

Botánico, Doctor en Farmacia

Profesor Honorario de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos

15 de agosto de 2012

 Eliana Linares Perea

Botánica, Bióloga

Don Ricardo Palma, representante del romanticismo peruano:

A PROPÓSITO DE LA TRADICIÓN PALLA-HUARCUNA

Por Alexis R. Arévalo Vergara,

Miembro de la Sociedad Amantes del País


El Romanticismo fue una corriente literaria que estuvo en boga en buena parte del siglo XIX, surgió como un alejamiento a las formas perfectas y conclusas, así como a todo lo universal que había traído la Ilustración; se acercó más a lo particular y propio de la cultura y hubo una suerte de restauración de los valores nacionales y del pasado, así como una exaltación por las emociones encontradas y los deseos irrefrenables.

La fantasía y la irracionalidad del alma fueron las directrices de sus creativas obras que con suma originalidad tenían a un héroe lleno de pasiones y enfrentado a un ambiente adverso del que buscaba escapar; más si era atrapado por el vil opresor aceptaba sumiso su funesto final porque sabía que había otro mundo, uno mucho mejor que lo aguardaba, lugar donde vería resuelto sus problemas y por fin hallaría esa paz y ese amor tantas veces anhelado.

Esta corriente tuvo muchos representantes, siendo de los más destacados el vizconde francés François-René de Chateaubriand (1768-1848), del que recientemente he tenido oportunidad de leer una de sus magnificas obras, me refiero a “Memorias de Ultratumba” que con fineza cuenta detalles sumamente hermosos de su vida, tanto de prosperidad como de miseria, en el que evoca un mundo idílico, un tiempo pasado al que no había retorno. Muy puntualmente puedo relatar un breve pasaje de su obra en la que cuenta el sincero cariño que le tuvo a su nodriza, mujer plebeya, que pese a las diferencias sociales terminó convirtiéndose en una de sus más fieles amigas, e inolvidable en el relato de su niñez en la hermosa isla fortificada de Saint-Malo.

“Concebí un entrañable afecto hacia la muger que me cuidaba, escelente criatura á quien llamaban la Villenueve, y cuyo nombre escribo ahora con un movimiento de gratitud, y con lágrimas en los ojos. La Villenueve era una especie de mayordomo de casa, que me llevaba en sus brazos, que me daba á hurtadillas todo cuanto encontraba, que enjugaba mi llanto, que me dejaba en un rincon, para volver á cogerme en seguida, y que me llenaba de besos, murmurando. <<¡Este no será orgulloso! ¡tendrá buen corazón! ¡y no tratará mal á las pobres gentes! ¡Toma chiquitín, toma!>> y me daba vino y azúcar. A mis simpatías de niño hácia la Villenueve, sucedió despues una amistad mas digna” (sic)[1].

En el Perú, hubo también importantes representantes de esta corriente literaria de los que se puede mencionar a Pedro Paz-Soldán y Unanue (Juan de Arona), Luis Benjamín Cisneros, Ricardo Palma, etc.  Es de este último del que guardo una especial admiración, ya que su brillante pluma produce en las mentes de los lectores un sinfín de imágenes sugerentes de épocas pasadas y hasta mejores. Como prueba de ello tenemos dentro de sus afamadas “Tradiciones Peruanas” la hermosa historia titulada Palla-huarcuna, leyenda en la que Palma exalta las virtudes y el genio militar del Inca Túpac Yupanqui, quien había conseguido a través de la guerra construir uno de los más grandes imperios de América, con súbditos agradecidos, fieles y llenos de admiración por él, su Inca y Señor.

“¿Adónde marcha el hijo del Sol con tan numeroso séquito? Tupac-Yupanqui, el rico en todas las virtudes, como lo llaman los haravicus del Cuzco, va recorriendo en paseo triunfal su vasto imperio, y por dondequiera que pasa se elevan unánimes gritos de bendición. El pueblo aplaude a su soberano, porque él le da prosperidad y dicha. La victoria ha acompañado a su valiente ejército, y la indómita tribu de los pachis se encuentra sometida. ¡Guerrero del llautu rojo! Tu cuerpo se ha bañado en la sangre de los enemigos, y las gentes salen a tu paso para admirar tu bizarría. ¡Mujer! Abandona la rueca y conduce de la mano a tus pequeñuelos para que aprendan, en los soldados del Inca, a combatir por la patria” (sic)[2].

 

Vemos como Ricardo Palma enaltece al nacionalismo inca y a su sociedad armoniosa; pero advierte, más adelante, a través de una siniestra confabulación del destino, que los días del imperio estaban contados. Sucedió que un día, un magnifico cóndor, monarca de los vastos cielos, había sido herido a traición y caído en el pico más alto de los Andes tiñendo con su sangre las blancas nieves perpetuas. El gran Sacerdote vio en esta triste muerte una revelación del desastre que se avecinaba, pues vendrían conquistadores a implantar su religión y sus leyes. Fue así como las hijas del Sol se dispusieron a cantar y a hacer sacrificios a los dioses, tratando de que el vil augurio jamás se cumpliese.

Entre las hijas del sol, se encontraba una hermosa joven cautiva con labios de rosa, a la cual se le había destinado a ser parte del harén del Inca; pero ella estaba enamorada de un hombre de su tribu al que no podía olvidar. La dorada prisión no resultaba óbice para que ella siguiera pensando en él, este sincero amor era lo único que no la hacía desfallecer en su cautiverio. Descubrió un día, en esas bondades del destino, que su bien amado era también prisionero del Inca, al encontrarlo supo que se había cumplido su mayor deseo, ahora solo les faltaba huir para así vivir su amor con libertad.

(más…)

Consejo editorial del Blog

Director:
Alexis R. Arévalo-Vergara

Miembros:
Walter Brunke Ríos
Jim Chirinos Ramiz

Archivos

Categorías

Estadísticas del blog

  • 484,004 hits

Sociedad Amantes del País

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 84 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: