Sociedad Amantes del País

El legado de José Luis Bustamante y Rivero: Setenta años de soberanía y jurisdicción marítima.

Por Yordi U. Ugaz Natividad[1]

José Luis Bustamante y Rivero, en su discurso al asumir la presidencia, menciona que es necesario unir momentos antagónicos; uno, respecto al ayer y otro respecto al mañana. El contexto político nacional y mundial es complejo. El ilustre abogado arequipeño, con mucho tino, invita a construir las sendas de la transición mediante la democracia. Es así como, en el célebre “Memorándum de La Paz” establece las directrices para conseguir sus objetivos, dentro de las cuales, variables como, la salvaguarda de los recursos y proteger la soberanía fueron un rol importante. Precisamente, estas consideraciones llevaron a su famosa tesis de la jurisdicción y soberanía sobre las doscientas millas marítimas.

Jose-Luis-Bustamante-y-RiveroHoy en día, la interpretación de la soberanía marítima en el Perú se entiende a partir del concepto de “dominio marítimo”. Ahora bien, ¿cómo se determina este postulado? Para ello es importante remontarnos a las dos principales interpretaciones que la sustentan. Por un lado, la tesis territorialista, que consiste en considerar a las doscientas millas marinas como mar territorial, mientras que la tesis zonista, señala que, la calificación de mar territorial no es sobre el total de las doscientas millas. El referente principal para el debate se ciñe en torno a la protección del mar como recurso hídrico en función a intereses económicos del Perú a mediados del siglo XX.

Precisamente, el principal mecanismo de protección y punto de partida fue el Decreto Supremo No. 781 de 1947, promulgado por el entonces Presidente de la República José Luis Bustamante y Rivero. Uno de los mayores logros en su gestión fue la afirmación de la soberanía en el Mar de Grau[2]. Tal y como lo hace notar: “Como expresiones de la política de afirmación de la soberanía territorial peruana puedo citar la Declaración extensiva de aguas jurisdiccionales o mar territorial hasta el límite del zócalo continental […] (Bustamante, 1949, p. 331).

Este Decreto Supremo se deslinda respecto a las antiguas concepciones sobre el Derecho del Mar, básicamente por tres puntos centrales. En primer lugar, las consideraciones de soberanía y jurisdicción nacional sobre el zócalo continental y el mar adyacente a nuestras costas. En segundo lugar, porque establece zonas de control y protección marina por doscientas millas. Finalmente, recoge el principio de libre navegación de los mares en todas las naciones. Mediante estas consideraciones, esta norma busca contener la pesca indiscriminada y asegurar los recursos de nuestro litoral.

José_Luis_Bustamante_y_Rivero_(1968)De esta manera, Bustamante y Rivero logra convertirse en el precursor del incipiente Derecho del Mar en el mundo. Este postulado no constituye una referencia gratuita, la “[…] anchura de 200 millas al mar territorial peruano no fue hecha a humo de pajas o en forma antojadiza: se hizo con referencia a la Corriente de Humboldt […] que en buena parte del año alcanza esa misma anchura máxima.” (Bustamante, 1974, p. 7). Además, debido a la variedad de especies que se encuentran dentro de ese rango, por lo que, fue necesario asegurar dichos recursos frente a terceros, resguardando la soberanía nacional.

Así, la importancia de Bustamante y Rivero fue ser el pionero en la lucha por la soberanía marítima del Perú. Este primer hito se materializa a través de otro gran hito: La constitucionalización del Mar de Grau. La Asamblea Constituyente de 1978 retomó el debate respecto a qué posición adoptar (territorialista o zonista) en nuestra soberanía marítima. Finalmente, tanto en la constitución de 1979 como la de 1993, se apostó por un postulado sui generis, donde se hizo referencia al “dominio marítimo del Estado” entendido de la siguiente manera:

“[…] comprende el mar adyacente a sus costas, así como su labor y subsuelo, hasta la distancia de doscientas millas marinas medidas desde las líneas que establece la ley. En su dominio marítimo, el Perú ejerce soberanía y jurisdicción, sin perjuicio de las libertades de comunicación internacional, de acuerdo con la ley y los convenios internacionales ratificados por la República.” (Artículo 98, Constitución Política del Perú, 1979)

“[…] comprende el mar adyacente a sus costas, así como su lecho y subsuelo, hasta la distancia de doscientas millas marinas medidas desde las líneas de base que establece la ley. En su dominio marítimo, el Estado ejerce soberanía y jurisdicción, sin perjuicio de las libertades de comunicación internacional, de acuerdo con la ley y con los tratados ratificados por el Estado.” (Artículo 54, Constitución Política del Perú, 1993)

Según Gamboa (2008):

“El constituyente de 1978, así como el de 1993, no aceptó la tesis de un mar territorial de 200 millas, ya que el debate habría sido la oportunidad para establecerlo; en cambio, la Asamblea Constituyente prefirió reafirmar una posición moderada: una categoría modal mucho más ambigua o permeable que la del Decreto Nº 781 y de la Convemar, donde estas últimas categorías podrían adecuarse a la primera” (p. 9)

Precisamente, la Constitución de 1979 prepara al Estado Peruano para su adscripción a la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar[3] en 1982, sin embargo, esto no fue así. El embajador Bákula (1985) menciona que “[…] con la consistente política desarrollada por el Perú durante los últimos 35 años, la delegación del Perú procedió el 30 de abril de 1982, a votar a favor de la Convención [del Mar].” (p. 14). Ahora bien, el gobierno de Belaunde Terry (1980-1985) dio un paso al costado. El Ministerio de Relaciones Exteriores, mediante Comunicado No. 01 del 16 de marzo de 1983 señala que el gobierno decidió no firmar la Convención sobre Derecho del Mar por el momento. (Bákula, 1985, p. 16).

Así es, inexplicablemente, el Perú no suscribió la convención pese a ser el gran abanderado del proyecto. Hasta el día de hoy es un tema que está pendiente. Aunque, a raíz del fallo de la Corte Internacional de Justicia en el diferendo marítimo entre Perú y Chile en el año 2014, se reavivó el debate; pero las falacias, los rumores y la insensatez de la clase política llevaron a sepultar el tema una vez más. Ahora bien, ¿cuál es el temor hacia la CONVEMAR? Quizá el principal argumento sea el mito de la soberanía relacionado a proclamas como, “ceder cinto ochenta y ocho millas” o, “permitir que otros estados pesquen en nuestras aguas”, así como un largo etcétera.

En ese sentido, merece explicar en qué consiste la CONVEMAR y por qué el Perú debe adherirse a ella. La CONVEMAR es uno de los tratados multilaterales más importantes en cuanto a la concepción del nuevo derecho del mar. Este enfoque establece espacios marítimos en todo el océano, derechos y límites para los estados parte, los cuales son una necesidad dentro del ordenamiento territorial. Someramente, la convención establece 12 millas de mar territorial[4] y 188 millas de Zona Económica Exclusiva (ZEE). Este espacio permite ejercer la soberanía y jurisdicción de un estado para la explotación, conservación y administración de sus recursos naturales (CONVEMAR, Artículo 56).

El Perú se encuentra ubicado geográficamente en medio de América del Sur. Es considerado como punto intermedio entre el Canal de Panamá y el Estrecho de Magallanes, debido a esa posición estratégica, es necesario una política de libertad de navegación de buques y sobrevuelo de aviones. Si bien es cierto, nuestro país cuenta con una serie de acuerdos bilaterales para tales fines, sin embargo, no basta. Es menester contar con una política recíproca y de cooperación internacional que beneficie el comercio internacional entre las naciones. La CONVEMAR nos ofrece esa salida.

En cuanto a la regulación del tendido de cables submarinos, esta resultaría beneficiosa.[5] No solo porque ayudaría a identificarlos, sino porque promueve una mejora de la cobertura en las telecomunicaciones. Esto brindaría oportunidades a otras empresas para competir en el mercado, lo que significa mayores inversiones en nuestro país (traducida en empleo) y mayor competitividad entre las empresas, donde el consumidor peruano sería el mayor beneficiario. Hoy en día el acceso al internet juega un rol fundamental en el desarrollo de las sociedades, puesto que faculta al ejercicio de otros derechos, también recorta la brecha digital entre los estados.[6]

Otro de los puntos importantes son las consideraciones en cuanto a alta mar. Actualmente, el dominio y jurisdicción marítima del Perú termina en las doscientas millas adyacentes a sus costas, no tiene capacidad en alta mar. La CONVEMAR regula las libertades en dicha zona marítima, fomentando la pesca responsable para la sostenibilidad de las especies, teniendo en cuenta la temporada de reproducción y de caza. En el Perú no se respetan tales límites, puesto que no tiene capacidad sobre alta mar.  Finalmente, la Convención manifiesta una represión expresa hacia la piratería, tráfico de drogas, transporte de esclavos y demás. Hay que tener en cuenta el enfoque de seguridad y vigilancia en los mares.[7]

Finalmente, hablemos de la protección al ambiente marino. Para el Perú es improbable llegar a proteger las doscientas millas. El mar, como elemento líquido, se encuentra en constante movimiento, por lo que la protección no solo depende de nuestro país, sino de sus vecinos. Lo mismo sucede con la conservación de especies transzonales como la anchoveta. La CONVEMAR propone un ambiente de cooperación, donde no solo sea Perú en la custodia, sino todo el litoral conjuntamente con Ecuador, Colombia y Chile. Se trata de cuidar un mismo recurso que es cíclico y es de todos. Es la única manera de, por lo menos, tratar de conservar el océano.

Hemos visto las cuantiosas ventajas de la CONVEMAR. La posición ambivalente del Perú no es entendible. De ser el abanderado por más de tres décadas en las negociaciones de la CONVEMAR a convertirse en el segundo país en América Latina —conjuntamente con Venezuela—, que no ha firmado dicha convención. La posición acrónica que sigue manteniendo el Perú es lamentable. Nos hemos quedado en las disposiciones del Mare Nostrum, posiblemente por el falso discurso de soberanía absoluta que es alimentado por chauvinismos sin fundamento. Así, en ocasión a los 70 años del legado de Bustamante y Rivero, se debería dejar a un lado este debate. Ni territorialistas, ni zonistas: Convencionalistas.

zona-maritima-convemar

BIBLIOGRAFÍA

  • TRABAJOS ACADÉMICOS

Bákula, J. (1985). El dominio Marítimo del Perú. Lima: Fundación M.J. Bustamante De la Fuente.

Bustamante, J. (1949). Tres años de lucha por la democracia en el Perú. Buenos Aires: s.n.

Bustamante, J. (1974). El derecho del mar y la conferencia de Caracas. Revista Derecho PUCP (32), 5-11. Obtenido de Revista Derecho PUCP Sitio Web: http://revistas.pucp.edu.pe/index.php/derechopucp/article/view/6211

Gamboa, C. (2008). La Convemar y el Perú: ¿La Constitución de los Océanos o el Contrato de Privatización del Mar de Grau? Boletín DAR (65), 1-35.

  • LEGISLACIÓN PERUANA

Constitución Política del Perú. Diario Oficial El Peruano, Lima, Perú, 1993

Constitución Política del Perú. Diario Oficial El Peruano, Lima, Perú, 1979

Decreto Supremo 781, por el cual se establece la soberanía y jurisdicción del estado sobre las doscientas millas marinas. Diario Oficial El Peruano, Lima, Perú, 1 de agosto de 1947

Ley 23856, por la cual, el dominio marítimo del estado, a que se refiere el artículo 98 de la Constitución Política de la República, se denomina “Mar de Grau”. Diario Oficial El Peruano, Lima, Perú, 8 de junio de 1984

  • TRATADOS INTERNACIONALES

Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.1982

  • OTROS

Ministerio de Relaciones Exteriores del Perú & Ministerio de Relaciones Exteriores de Chile (6 de febrero de 2014). Declaración Conjunta de los Ministros de Relaciones Exteriores y Defensa de Perú y Chile con ocasión de la reunión extraordinaria del Comité Permanente de Consulta y Coordinación Política (2+2). Santiago de Chile: s.n.

La Rue, F. (16 de mayo de 2011). Informe del Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión. Organización de Naciones Unidas. Consejo de Derechos Humanos [17º período de sesiones].

-o-


[1] Bachiller en Derecho por la Universidad Antonio Ruiz de Montoya.

[2] De acuerdo con la Ley 23856 del 8 de junio de 1984, se refiere como “Mar de Grau” al dominio marítimo del estado.

[3] En adelante: CONVEMAR

[4] En esa zona del mar se ejerce el derecho de Paso Inocente. De acuerdo con el artículo 19 de la CONVEMAR: “El paso es inocente mientras no sea perjudicial para la paz, el buen orden o la seguridad del Estado ribereño […]”

[5] CONVEMAR, Arts. 79, 112, 113, 114 y 115

[6] Para mayores alcances sobre infraestructura, internet y derechos; consultar el Informe del Relator Especial sobre la promoción y protección del derecho a la libertad de opinión y de expresión, Frank La Rue. (16 de mayo de 2011).

[7] Es importante la protección de alta mar, puesto que representa un gran porcentaje en la actividad económica en los mares, como, la explotación minera, la extracción de petróleo, el transporte marítimo, la pesca, entre otros.

Anuncios

Poema: La isla robada, por Melissa Olivares

La Sociedad Amantes del País se complace en presentar un poema de Melissa Olivares Navarro, destacada literata de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, quien remite esta creación libre para nuestro Ciclo de Poesía: “Centenario del fallecimiento de Leonidas Yerovi (1917-2017)”.

La isla robada (*)

Si pudiera cabalgar,
escudar a algún soñador 
ser una asesina de pasajes de avión 
y en mis caminos hacer cubos de asientos que duran para siempre 
así caiga lluvia, así alistes tus maletas y te pongas sombreros para tapar
tu llanto que empieza desde tus cejas portuguesas 
Si pudiera ganar batallas 
pediría un regreso a mi cama o a la tuya
un abrazo para soportar el día 
una apostasía que no da mi latinidad 
una Europa chiquitita por si no puedo dormir 
una i francesa en el pasillo 
un grito de tu vida en una ciudad de muertos 
Si pudiera eso, tomaría tu culpa 
la guardaría en mis libros 
definiríamos como gatitos recostados
la ausencia y la despedida
que no nos fue enseñada 
miraríamos al vacío como si pudiéramos escuchar algo 
o buscáramos más
Si pudiera tener un escudo 
lo haría de reflejos, de viajes ,de cocinas 
esas que toman tu lenguaje, tus gritos 
cambiaríamos el arte, ni mío ni tuyo
solo lo cambiaríamos 
Colonizaríamos látigos desde tu escritorio 
y cuando se acabe el lenguaje podríamos 
solo callar torpemente 
comprar una cafetera y calentar nuestros sueños de cambio
Si pudiera ser escudero de alguien 
pediría una isla pequeña 
llenas de mango y palta
dicen que estas traen seres de luz 
esas que creen  cargar el mundo en sus ojos
cuando lo que veo es que viniste para cargarme 
Si pudiera robar una isla 
te llevaría, acamparía tus miedos 
caminaría más rápido que tu ansia de correr al mundo
si correr era mi país para ti
Y si pudiera tener una isla
las cartas de despedida serían un textil mal hecho 
hecho jirones, 
para que vengas y las escondas o las dibujes 
y queden como bitácoras 
Pero soy solo Melissa detrás del espejo
y no tengo una isla
y tu cuarto no cree en lo inmortal
y el trabajar solo en dos planos 
me esta haciendo saber 
que los pinturas son muy cortas
si quiero imaginarte y traerte
otra vez, muchas veces… 
Pero soy solo yo, sin sombrero
con una lágrima pérdida entre el límite
que cruza tu frontera y la mía

 

(*) A Roxane Duquesne

La devoción del Sagrado Corazón de Jesús y su Iglesia en Lima

Por José Gálvez Krüger, Director de la Enciclopedia Católica en Aci Prensa.

La Sociedad Amantes del País se complace en compartir una breve reseña del intelectual peruano José Gálvez Krüger, quien nos relata la devoción al Sagrado Corazón de Jesús y su Iglesia en Los Huérfanos, ubicada a solo una cuadra del parque Universitario y del Edificio Alzamora, hoy sede de diversos juzgados de la Corte Superior de Justicia de Lima. Esta antigua parroquia tiene una preciosa factoría, a la cual animados fuimos este viernes 20.X.2017, a fin de tomar algunas fotografías para compartir con nuestros distinguidos lectores.

“En 1739 se establece en la ciudad de Panamá -en ese tiempo dependiente de Perú- la primera Congregación ofrendada al Corazón Santísimo en América del Sur. Fue también en suelo peruano donde se levantó, en el año 1742, la primera iglesia dedicada en el Nuevo Mundo al Corazón de Jesús Sacramentado; aunque debido a terremotos y otros sucesos no se inauguró has el 6 de abril de 1766; tal es el origen de la iglesia del Sagrado Corazón de Huérfanos, en la cuadra 7 del jirón Azángaro” (1).

Con las revelaciones a Santa Margarita María Alacoque a fines del siglo XVII en Paray-le-Monial, la devoción reparadora al Corazón de Jesús se expande a toda Francia y al resto de Europa. Lima tendrá el privilegio de recibir sus reliquias en el mes del corazón de Jesús. En 1733, por iniciativa del venerable P. Bernardo de Hoyos S. J. se funda en España la primera Congregación en su honor, y en 1734 se edita en Valladolid el célebre libro de su director espiritual, el P. Juan de Loyola, Tesoro escondido en el Sacratísimo Corazón de Jesús, que tanto ayudaría a la difusión de su culto. Particularmente el Movimiento del Apostolado de la Oración, custodio y difusor de la devoción gracias –entre otras- a la práctica del ofrecimiento de las acciones de cada día y la preparación de la novena y fiesta del Corazón de Jesús.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.


(1) Blog de José Antonio Benito. “El Corazón de Jesús”. En línea: ¨Cfr. http://jabenito.blogspot.pe/2012/06/el-corazon-de-jesus-en-el-peru.html

Poema: No tabe, por Melissa Olivares

La Sociedad Amantes del País se complace en presentar un poema de Melissa Olivares Navarro, destacada literata de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, quien remite esta creación libre para nuestro Ciclo de Poesía: “Centenario del fallecimiento de Leonidas Yerovi (1917-2017)”.

No tabe

Y esto no se hace para recitar

No se hace así

Esto no es  un vaso sin bordes

Nadie dijo que sangremos

Son solo segregaciones que van a pasar

Que van a acabar y estoy comiéndome las cortinas

Para que no nos ganen

Y me entiendas que esto va más que por mí

Así no te haya pintado

Porque solo sé maquillar y tus bordes son tan bellos

Y tu cabello es una sonaja para mis manos

Un carrusel de alabastro que me hace torpe

Que me hace algodón

Que hace que no pueda mentir

Cuando la cólera es de a minutos

Y las palabras una cena de escritorio

Donde podría servirte mis libros

Por si te mecen

Por si ya no creemos

Porque no me voy para siempre

Solo es de a ratos

Un vaso con agua

Se enjuaga mis torpezas

Es hora de dormir

Nosotros a hibernar.

Av. Arequipa: selva de cemento

Por Luis Enrique Cam, documentalista.

Acabo de caminar 10 cuadras en la Av. Arequipa y veo que los árboles parecen artificiales, no hay pajaritos que canten por los infinitos claxon que tocan los autos colectiveros… se han ido todos asustados. Por las veredas se ve publicidad pegadas con engrudo que anuncian a chamanes, préstamos al instante, mudanzas, atrasos menstruales, etc. Como que cada quien hace lo que le da la gana a vista y paciencia de los fiscalizadores municipales; más autoridad por favor sino será la ley de la selva.

av. arequipa

12 de octubre: día de la hispanidad y el mestizaje

Por Aleks Narvaez Espinoza, Egresado de Historia por la Universidad Nacional Mayor de San Marcos.

El 12 de octubre de 1492 España llegó a América con la Cruz y la Espada. Trajeron lo mejor y lo peor de ellos. Sangre y odio derramaron, con hierro y fuego se forjó una nueva etapa de la historia en América. Europa había llegado. De un cristianismo militarizado cuasi fanático que había vencido y expulsado de su tierra al moro infiel y ahora había llegado a América e iniciaba su nueva cruzada para someter y evangelizar al indio pagano. Vinieron de toda hispania desde castellanos, leoneses, extremeños a gallegos junto a andaluces con catalanes e incluso vascos y navarros.

Descubrimiento de América

Descubrimiento de América – 12.X.1492.

Atravesaron miles de kilómetros por mar y tierra, luchando y saqueando palacios y templos en su camino, derribando ídolos y cultos a muchos dioses y edificando encima iglesias a su único Dios. Valientes, brutales, ambiciosos, violentos, osados y tercos así como crueles en la lucha, españoles al fin y al cabo. Se asentaron así en nuestra tierra. Fueron híbridos de mercantilistas con mentalidad semi feudal. Fue así que gozaron de sus riquezas y se mezclaron con las nativas y luego con sus esclavas africanas. Surgieron de ellos los criollos, los mestizos, los mulatos y demás castas. Y de ese periodo surge nuestra hispanidad, nuestra herencia mestiza. Hijos de muchas sangres que aún entre nosotros no podemos entendernos. Pero somos lo que somos y como aquel pensador y político español J.A Primo de Rivera dijera: “América es para España no solo la anchura del mundo mejor orientada a su influencia cultural sino uno de los mejores títulos que puede alegar España para reclamar un puesto preeminente en Europa y el mundo” y tal como en sus versos el propio Pablo Neruda dijera del legado de español en nuestra lengua: “Qué buen idioma el mío, qué buena lengua heredamos de los conquistadores… éstos andaban por las Américas encrespadas… con aquel apetito voraz que nunca más se ha visto en el mundo…Todo se lo tragaban… Pero a los bárbaros se les caían, como piedrecitas, las palabras luminosas que se quedaron aquí resplandecientes… el idioma. Salimos perdiendo… Salimos ganando… Se llevaron el oro y nos dejaron el oro…Se lo llevaron todo y nos dejaron todo… Nos dejaron las palabras” y finalmente el genial Octavio Paz que mejor que nadie lo entendería al pedir comparar a Cortés con Cuahtemoc: “Negar a uno es negar al otro y es negarnos a nosotros mismos” ya lo decía el mismo Vasconcelos “Por mi sangre hablara el espíritu”. Pues eso somos el legado que se transmite en la Lengua castellana, la fe católica y nuestra cultura mestiza…Eso es Hispanidad.

-o-

Poema: Seda-Se da, por Melissa Olivares

La Sociedad Amantes del País se complace en presentar un poema de Melissa Olivares Navarro, destacada literata de la Universidad Nacional Mayor de San Marcos, quien remite esta creación libre para nuestro Ciclo de Poesía: “Centenario del fallecimiento de Leonidas Yerovi (1917-2017)”.

Seda-Se da

Un instrumento melancólico

       traspasa lo conciso

  de un poema que realiza ejercicios cortos

  Y por qué hablar menos

    cuando hay un despliegue

            de barandillas coagulándose nuestras palabras

   cuando el tiempo

          afila la vida

  para volverla piezas servibles

    en un banquete donde se prueba

      la copa y no el vino

  quizá para estrujar nuestros besos

  quizá para entibiar nuestros cuerpos

                 Pero dame lo más corto

                        pero no desgajes mi vida

                          pero no me digas mucho por partes

                                          hazme un haiku

     y plántame en un colina de hojas

      con un interruptor por si me aburre la contemplación

  así regreso al bolso corto

    a las bufandas que contraen solo el cuello

  Y por sobre todo, no me pliegues en cuatro hojas,

    por sobre todo no las pegues

    el dolor es solo una representación

    que fenece en cuanto la butaca

    pierde el número y nombre

 

          Siento no cumplirle, señora

             no sé de rizomas en las palabras

               pero puedo volverlo así

  A menudo la memoria

     se estabiliza con un verso

  a menudo la mía

         se descuadra con cuatro hojas

     Y es lo que importa

          salir del cuadrante

      salir del amor

  salir del tablero

          sujetándose del borde con no más de cuatro dedos

  Que anuncia que esto acabó

      pero que necesita decirse

      Se siente bien

            cargar cuatro hojas

     en el cinturón que las creo

  en el regazo que fue abofeteado

       en cuanto más se creía

      Y quiénes son todos ustedes para instaurar la brevedad

  Si los caminos más largos terminan

                                                    consolándote los pies

                                       Así te quejes

 

     Vivimos en cuarentena

     vivimos con los excluidos

        que captan los tres minutos

     mientras mi lengua corre

     porque el poema es una parada

     de metro que no hay en mi ciudad

     porque los cuadrantes son historias secas

     y las bisectrices una caja de lencería

    que también cargo yo

        El significante también es un párrafo

 

              Déjame que te cuente una historia

         donde una bailarina

             no entendida

                va girando su cuerpo

            con cintas de versos

              ella no sabe

                ella será el cuento de la punición articular

             ella llevará el tiempo en sus mallas

             ella curvará la palabra “pasado”

                ella girará la palabra “espera”

                 y si ella falla, cambiará las alas del colibrí

                por las de un murciélago-y eso no es error_

             Solo que ciertas aves no tienen jornada

               es solo que ciertas aves no tienen pausa

                  Repiten más que un aleteo largo

                y si te fijas en sus partes

                   dicen más que cuatro hojas

                Dice que no es novela

                    dice que no es dolor

               dice que es el capricho instaurado

                 de que cada cosa debe durar

                                                    lo durado

          Evita la fatiga la línea es un verso

          evita la fatiga es solo papel

          evita la fatiga y vete a un …

 

      Mi niño,

          ¿hoy quieres al sonriente?

        Hoy quieres que trasquile

        las palabras del caballero

        con espuelas en las manos

             porque tú ya sabes

       que quedamos que no serían para el caballo

       porque hay una cadena de idiotas

       jugándose el mundo

         Y tú solo quieres una historia larga

           para que no termine de hablarte

             porque tus sueños son cortos

          porque 2 minutos y medio

             puede ser un terremoto o una violación

           y qué hay después de ello

              Una historia que se pliega

           y te acurruca las heridas e intenta tejerte el brassiere

                  Hoy quiero que me lleves

                  hoy quiero una pista incierta

                  hoy quiero no una novela

                  hoy quiero un cuento largo

                  hoy quiero cuatro hojas

                       como un mapa

                   en donde ya no se escribe

                   y que quizá en el camino

                  sea el último poema que hagas

 

   Pero así es

            en el poema no se prohíbe

     te puedes llevar un poco, te puedes quedar con nada

         pero si tus dedos

              tocan los versos

                  pero si tu agitación es más espesa

         y las batallas son más de a uno

          camina más lento

                 coge lo que quieras

             camina más rápido

         reordena el poema

            y llévate un cuchillo

                  para cortar las líneas

           Llévate una flecha

                búrlate de lo defensivo del lenguaje

              búrlate de la espera

               que se me estira el cuerpo

               que se me saltan las hojas

               que sé que me excedí

                   pero el poema es un exceso

 

                      porque el poema es exagerado

             porque el poema es un niño vanidoso

              que exige que lo vean

           Se comporta

             desvanece

          contiene la idea

          del juego perverso

             donde no hay contrincante

         sino solo una espalda

           de un hombre maduro

             que espera que dejes de hablar

         y tú hablas más

            y tú escribes con revancha

          porque no hay de otro modo

                porque sus ojos te pegan

                porque esto terminó

           Pero el poema se expande

             Un giro a la izquierda

                     la bailarina bota el último verso:

          “El poema no será breve jamás

               tiene condición de infinito”.

 

Consejo Editorial

Director:
Alexis Arévalo

Miembros:
Walter Brunke
Jim Chirinos

Colabora con nosotros; escríbenos al siguiente correo:
alexis.arevalo.vergara@gmail.com

Archivos

Categorías

Estadísticas del blog

  • 516,929 hits

Introduce tu dirección de correo electrónico para seguir este Blog y recibir las notificaciones de las nuevas publicaciones en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 87 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: