Los sindicatos en el Perú y la distorsión de un derecho

Por Rosario Angles

La sindicalización es un derecho indiscutible;  trabajadores públicos o privados asociados con un propósito común, de desarrollo personal y socio económico, que supone mantenerse dentro de los límites de su propia finalidad y naturaleza. En la medida que sus miembros o dirigentes se alejen de la esencia misma de la institución, esta se convierte en cualquier cosa menos en un sindicato. En nuestro país, algunos gremios, que además se esfuerzan en una exposición mediática contínua, se han convertido en la práctica, en la punta de lanza de partidos políticos de ideología marxista o simplemente en  grupos mafiosos.

Una incomprensible permisividad de la sociedad y el Estado parece espolear las acciones cada vez más virulentas de los gremios de Construcción Civil, que tienen un largo historial de violencia; y que actualmente están enfrascados en una pugna interna por el control de obras y edificaciones a nivel nacional. Según las cifras que maneja la Policía Nacional del Perú, en el 2009 sólo en la capital, han muerto 30 obreros y en lo que va del año ya se han producido 5 crímenes, producto de enfrentamientos armados o asesinatos “por encargo”, debido a las rencillas para adjudicarse obras  o mantener el control de las que “pertencen” a determinado sindicato. La causa no es otra que el monto de dinero que está en juego. Según el Ministerio del Interior, por cada obra un sindicato puede “colocar” entre 100 y 300 obreros, quienes deben contribuir con aproximadamente 20 soles por su afiliación, lo que le permite al gremio recibir mensualmente entre 2 mil y 6 mil soles.

Cada sindicato procura asegurarse varias obras, teniendo en cuenta las numerosas edificaciones en Lima y Callao, lo que le permitiría percibir entre 30 mil y 50 mil soles, que sirve para pagar la planilla de los dirigentes sindicales. Pero, además, estos gremios exigen entre el 2% y el 3% del costo total de las obras, es decir, entre 20 mil y 200 mil dólares, según la Polícía y la Cámara Peruana de la Construcción; asimismo, reclaman cupos para garantizar  la “paz laboral” que se traduce en un porcentaje de obreros en planilla por proyecto inmobiliario,  quienes no colocan ni un ladrillo, sino que sólo cumplen la labor de cancerberos de los intereses de la dirigencia sindical. 

Los sindicatos involucrados en estas prácticas están afiliados a CGTP, a la Confederación de Trabajadores del Perú (CTP), a la Federación de Trabajadores de Construcción Civil del Cono Norte y a otros grupos reconocidos legalmente. Los principales dirigentes sindicales tienen antecedentes o denuncias penales de todo calibre. Por ejemplo, Vicente Aponte,  parte de la cúpula de la CTP, fue capturado en una obra en Pucusana con dos pistolas, una escopeta y bates de béisbol, en 2007, quién además tiene un impresentable récord de 25 denuncias ante el Ministerio Público, por delitos que comprenden desde robo hasta homicidio. Los principales dirigentes del sindicato del Cono Norte, dirigido por Augusto Ramos Dolmos, calificada una de las más violentas de Lima, tienen antecedentes  por robo, trafico de drogas, estafa, entre otros. El propio Mario Huamán, dirigente de la CGTP y de las canteras de construcción civil, fue denunciado en 1993, por el asesinato de su cuñado, luego de haber consumido cocaína, según consta en el expediente judicial.

La Confederación General de Trabajadores del Perú, más conocida por sus siglas CGTP, y el SUTEP, son sindicatos encabezados por conspicuos dirigentes que también pertenecen a la cúpula de partidos socialistas y comunistas como Patria Roja, Nueva Izquierda, entre otros. Lejos de presentar serios análisis y propuestas, que contribuyan a aportar ideas orientadas a mejorar las condiciones  laborales, profesionales, económicas, sociales de los trabajadores, utilizan su posición sindical para desarrollar  estrategias ideológico partidarias de confrontación y agudización de los conflictos sociales, para generar extrema violencia. Recordemos por ejemplo, un año particularmente crítico, el 2008; en medio de un clima social tenso por el incremento de protestas violentas en varias zonas del país, con la participación activa de las bases provinciales de estos gremios, la cúpula sindical de la CGTP en Lima, convoca a un paro nacional para el 9 de julio, a la que se plegaron el SUTEP y otras centrales, con un pliego de reclamos puramente ideológico.

Acto seguido, estos sindicatos jugaron un papel protagónico en los conflictos sociales más serios generados en octubre y noviembre de ese mismo año, cuando intervinieron en las violentas protestas en Moquegua, en coordinación estrecha con sus correligionarios de los frentes de defensa, cuando se discutía de la distribución del canon minero, en la que resultaron heridas 80 personas. Unos días después, miembros de estos gremios, participaron en el ataque e incendio de la sede de la gobernación en Tacna, también por el tema del canon. Simultáneamente, en Sicuani (Cusco), otra zona en conflicto por motivos socio ambientales, se vivió dos días de violencia, en la que tuvieron directa  participación varios sindicalistas. Ese mismo mes, en Cajabamba (Cajamarca), donde la mayoría de dirigentes y pobladores ya había decidido detener una protesta por razones medioambientales, que incluyó la toma de rehenes por parte de la turba, la actitud intransigente de Patria Roja y del Sutep frustró una tregua. Como estos, son muchos los casos, en los cuales la violencia ha sido el ingrediente atizador de estos sindicalistas. No olvidemos, por ejemplo, que Robert Huaynalaya, radical dirigente del Sutep de Junín, enfrenta un proceso judicial por actos vandálicos cometidos en 2004, para quién el fiscal superior de Ayacucho ha pedido una pena de 18 años de cárcel.

La Ley de  Relaciones Colectivas de Trabajo, y las respectivas normas específicas complementarias, rigen las libertades sindicales en nuestro país, y si bien hay algunos vacíos y puntos que podrían mejorarse, sirven para regular, ordenar y poner coto al caos que pretenden causar algunos malos elementos sindicales que lo único que persiguen son intereses ideológicos partidarios o engordar sus bolsillos a costa de la manipulación grosera  de los trabajadores perjudicando sus legítimos derechos laborales.

La sindicalización en el Perú se viene incrementando, con la creación de nuevos sindicatos o aumento de la afiliaciónes, según los datos y las estadísticas del Ministerio de Trabajo y Promoción del Empleo, que demuestran una tendencia ascendente desde el 2002. Una razón más para definir mejor o desarrollar con mayor precisión jurídica, los derechos y deberes de los sindicatos, de sus dirigentes, de los sindicalizados, y promover una legítima práctica sindical.  

El sindicalismo es el reconocimiento del derecho de autodefensa por medio de la coalición. Es en el sindicato donde descansa el derecho natural y constituye un principio firme de la doctrina social cristiana (Rerum Novarum, León XIII).  Ante el riesgo del abuso del poder sindical  y las tendencias colectivistas Pío XII advierte que cualquier movimiento social, también el obrero, supone como principio y fin del hombre un conjunto de derechos y deberes naturales de los que no se puede prescindir aún cuando el movimiento se proponga indirectamente fines económicos y reivindicativos. Si bien es cierto que, el trabajador está llamado a participar en una auténtica cogestión de la economía nacional como grupo de interés para que los gobiernos decidan sobre la adopción de determinadas medidas, todo sindicato debe actuar dentro del ámbito de su competencia, contribuyendo al logro del bien común nacional.

Juan Pablo II en su enciclica Laborem Exercens marca la pauta al señalar que los sindicatos no constituyen el reflejo de la estructura de «clase» de la sociedad ni son el exponente de la lucha de clase que gobierna inevitablemente la vida social: “El trabajo tiene como característica propia que, antes que nada, une a los hombres y en esto consiste su fuerza social: la fuerza de construir una comunidad…  la unión de los hombres para asegurarse los derechos que les corresponden, nacida de la necesidad del trabajo, sigue siendo un factor constructivo de orden social y de solidaridad, del que no es posible prescindir”. Agrega, que los sindicatos “deben asegurar los justos derechos de los hombres del trabajo en el marco del bien común de la sociedad entera y se convierten en  un instrumento para otras finalidades…se debe siempre desear que, gracias a la obra de sus sindicatos, el trabajador pueda no solo «tener» más, sino ante todo «ser» más: es decir pueda realizar más plenamente su humanidad en todos los aspectos”.

About these ads

10 Responses to “Los sindicatos en el Perú y la distorsión de un derecho”


  1. 1 Enrique Chávarry enero 30, 2010 en 7:56 pm

    Importantes alcances sobre la realidad de sindicatos tan fuertes como el de construcción civil y el de los profesores. Durante el 2009 uno de los sectores que mas contribuyó a que el crecimiento del PBI por lo menos fuera positivo, fué el sector construcción. Que duda puede caber que en este año 2010 este sector siga creciendo y por lo tanto los problemas que se mencionan en el artículo sigan incrementándose pero a una velocidad mayor. Me parece pertinente en mi opinión, hacer una distinción entre dos problemas distintos en su desarrollo, aunque unidos por una cúpula de dirigentes que se mantiene en el poder manipulando a sus miembros y colocando contra la pared a la sociedad civil: El primero relacionado a la violencia acotada en el artículo y que entiendo tiene que ver con actos puramente delincuenciales (obviamente consentidas por la cúpula) y el segundo con la ideologización de los sindicatos. La primera exige una acción policial fuerte y contundente, mientras que la segunda exige a los miembros de la sociedad civil participar más activamente en las diversas organizaciones que nos pretenden representar para que lo hagan con la mayor eficacia, eficiencia y pensando en el bién común. Si ambas labores no vienen de la mano, cualquier victoria en lo policial será transitoria e insostenible en el tiempo. No esperemos que esta violencia se convierta en un chantaje más organizado. Es tiempo de reaccionar.

  2. 2 Carol febrero 3, 2010 en 1:47 pm

    Los sindicatos convertidos en mafías funcionan porque los empresarios lo permiten. Estos señores de construcción civil cobran cupo en las construcciones y obligan a los empresarios a poner a sus miembros en la planilla. ¿Se han preguntado porque sucede esto? Los miembros del gremio que ingresan normalmente no hacen nada, sólo pasan a cobrar, porque los empresarios permiten este comportamiento ya que generalmente tiene a una parte del personal fuera de planilla. El gremio aprovecha de esta situación para chantajear al empresario. Ustedes creen que si un empresario hace las cosas bien, tiene a todo su personal en planilla, respeta las horas de trabajo, les da un buen trato esto sucedería? Estoy segura que no.

  3. 3 BENJAMIN octubre 5, 2010 en 8:45 am

    hola a todos los que puedan leer mis palabras de impotencia que siento al sentirme atropellado emocional t laboralmente en mi trabajo son sindicalizado hace 24 años laboro en una universidad del estado donde una trabajadora CASme denuncia como un acosador sexual cuando era jefe de limpieza de ella,apesar de que el poder judicial despues de investigar se llego ala conclución del archivo definitivo de ese proceso pues yo no tenía condiciones de pagar un abogado y la verdad salió a la luz ademas no era la primera persona que esta señoriata cas habia señalado de lo mismo.ahora es el mismo sindicato quien me saca boletines,me dicen protegido de las autoridades(apesar que ellos llevaron un grupo de trabajadoras a las que tienen memorandoss de malos comportamientos a decir que soy prepotente)y la misma autoridad como es el sindicato les hizo caso y eso lo veo injusto pues yo fui secretario de defensa en mi sindicato y miembro del comite de procesos administrativos y por el tabajo de limpieza me aleje un poco de la actividad sindical y hoy soy un amaillo para ellos y mis enemigos crcen como la esuma sin escuchar mi versió,investigar,o por lo menos poner atención o lee la cantidad de inforemes quqe existen del comportamiento de algún oersonal cas que por ser hermano,hijo,amigooos,de algún personal estable abusan de su trabajo y quien los tiene a su cargo com jefe inmediato….Escribo para que alguien me pueda apoyar en ver laforma o con quien comunicarme a un defensor de los sindicalizados activos hostigados por su mismo sindicato..Gracias

  4. 4 victor castillo abril 21, 2011 en 9:23 am

    siempre es peculiar meter a todos en el mismo saco sin saber cual es el caldo de cultivo en las situaciones que se comentan lineas arriba.primero.- el gobierno de turno que es en este momento el APRA quiere destrozar el movimiento sindical por eso es que el ministerio de trabajo tiene carta abierta para que muchos sindicatos que estan afiliados ala CTP que es de filiacion aprista y dentro de sus bases tenga a prontariados delincuentes que han sido denunciados por extorcion en muchas veces ante el ministerio del interios por la FTCCP del sr. mario huaman rivera. pedro aponte tambien ex sec. general del sindicato de lima fue expulsado por delinquir y ahora tiene su sindicato que pertenece a la CTP y asi otros delincuentes mas,que nunca asen vida organica y venden los derechos de los trabajadores en las obras pero y se llevan la plata de los trabajadores cada semana, extorcionan a las empresas y estas encarecen las viviendas para recuperar lo robado de estos delincuentes y los perjudicados son las familias que compran sus vivinedas aciendo muchos exfuerzos para vivir dignamente. segundo.-los verdaderos trabajadores que defendemos los derechos de los trabajadores y somos representantes de los mismos en cada negaciacion colectiva somos los trabajadores de la ftccp del sr. Mario Huaman Rivera y no la CTP APRISTA CAMARILLA DE MAFIOSOS

  5. 5 Isabel diciembre 1, 2011 en 5:44 pm

    La creación de un sindicado fue para PROTEGER los intereses de los trabajadores frente a los abusos de los empleadores, mas no para cobrar CUPOS o apropiarse de obras, lugares o zonas………..eso a mi parecer no es mas que una canallada de parte de algunos miembros dis sindicalistas mas parecen vividores; ya que ni trabajan ni dejan trabajar.

  6. 6 job enero 3, 2012 en 10:55 am

    La mayoria de sindicalistas ven a la empresa como una fuente para obtener aumentos ilimitados………………no piensan en la competitividad de la misma, solo ven envidia de que el propietario progrese mas que ellos.

    Esta claro que si alguien pone un negocio es para ganar mas dinero.
    Ahora si en el camino se puede ayudar a los trabajadores , tanto mejor, pero esto no significa que ellos tomen la empresa que forjastes.

    Basta ecuchar al Huaman y leer cualquier blog de ellos……………son aseores en papel……………..no manejan ni un kiosko, pero ponderan y recomiendan politicas laborales para que la empresa ……….plop.

  7. 7 darwin altamirano aldazabal julio 8, 2012 en 1:43 pm

    hoy en dia la sindicalizacion debe estar en las condiciones de reorientar sus derechos laborales de acuerdo a la informacion y tecnologia que la ciencia ha encaminado conforme a esta globalizacion de desarrollo de los pueblos con una economia estable.

  8. 8 JUAN .F LLACSAHUACHE ARBULU agosto 3, 2012 en 11:55 pm

    LOS DIRIGENTES SINDICALES ACTUALES SON LA MAYORIA VENDE OBREROS OPORTUNISTAS VIOLAN NUESTROS DERECHOS LABORALES Y CUIDAN EL BOLSILLO DE LOS EMPRESARIOS YSUB CONTRATISTAS Y TODO SUCEDE A VISTA Y PACIENCIA DEL ESTADO Y SUS MINISTERIOS TANTO LUCHARON LOS VIEJOS SINDICALISTAS PARA QUE HOY ESTOS COMECHAOS NOS PRIVEN DE NUESTROS BENEFICIOS LABORALES QUE CONSTRUYAN UNA PRICION PARA SINDICALISTA USUREROS COIMEROS TRAIDORES AL OBRERO PUNTA HERMOSA PRESENTE

  9. 9 milagros anyela cartolin espiritu septiembre 29, 2012 en 10:48 am

    hay varios sindicatos

  10. 10 miguel octubre 13, 2012 en 10:17 am

    para mi amigo que escribe lieneas arriba dice que fue sindical y ahora es lo contrario le tildan de amarillo claro pues debia pensarlo bien un dia no puede ser de un color y otro dia de otro, un dia no puede ser hombre y el siguiente mujer, por eso lo van hosotiga por traicionarse el mismo y al gremio sindical , sigue nomàs de amarillo porque eso es lo mas que te gusta por en un sindicado se da la cara se trabaja se reclama, y en amarillo esperas que otros reclamen por ti holgazàn.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s




VÍDEO: TRIBUTO AL PERÚ

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN QUECHUA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN ASHANINKA

HIMNO DEL PERÚ VERSIÓN AYMARA

HIMNO DEL PERU VERSION HEAVY METAL

a

Archivos

Mapa de visitas

Calendario

enero 2010
L M X J V S D
« dic   feb »
 123
45678910
11121314151617
18192021222324
25262728293031
La responsabilidad sobre el contenido de los artículos corresponde a sus respectivos autores, no representa necesariamente la opinión institucional de la Sociedad Amantes del País.

Traductor en línea


directorio de weblogs. bitadir
Blogalaxia
Peru Blogs

Estadísticas del Blog

  • 430,401 hits

Ingrese su dirección de correo electrónico para recibir gratuitamente notificaciones de actualización de este blog. Luego haga click en 'suscribirme'.

Únete a otros 83 seguidores

Síguenos en facebook


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 83 seguidores

%d personas les gusta esto: